Content feed Comments Feed

La economía y la cocina

lunes, 10 de diciembre de 2012

Cuba actualidad, La Víbora, La Habana, (PD) En diferentes momentos del día se consumen un conjunto de sustancias alimenticias líquidas o sólidas que conocemos como comida.
Cuba actualidad, La Víbora, La Habana, (PD) En diferentes momentos del día se consumen un conjunto de sustancias alimenticias líquidas o sólidas que conocemos como comida.
Ellas proveen de elementos para la normal nutrición del organismo y también permiten su conservación, pero el ser humano realiza esta ingestión varias veces en 24 horas, dependiendo el número y contenido de cada una de estas raciones de un conjunto de factores tales como: los ambientales (geográficos, estacionales,...) y los sociales (ideología, religión, educación, nivel económico,...); que pueden englobarse en uno solo, la cultura.
La primera deglución de alimentos que se hace en el día es el desayuno, el nombre deriva del hecho de que uno no come mientras duerme, por lo que al levantarse por la mañana se encuentra en ayunas, rompiéndose al tomar esta comida (des-ayuno). En nuestro país se acostumbraba a desayunar –en la gran mayoría de los hogares- con café con leche y pan con mantequilla, algo que dejó de hacerse hace más de medio siglo; primero por problemas de abastecimientos y después por falta de recursos económicos.
Quiere esto decir que surgió la libreta de racionamiento en 1962 y la leche se convirtió en un artículo de lujo, en su involución quedó hasta esta fecha solo para niños hasta los 7 años, el día que los cumplen se hacen adultos y dejan de tener acceso a este alimento. También algunas personas con dietas especiales pueden adquirirla a través de la cartilla. Unos años después se vendía en dólares, en las tiendas para extranjeros y diplomáticos; estando prohibido el uso de divisas para los naturales. Cuando dejó de estar penalizado el dólar, el tipo de cambio con el peso cubano convertible (1cuc= 24 cup) no le permite a un trabajador promedio tener acceso a las tiendas en que se compra con esta moneda, pues el salario convertido es de unos "tristes" 17 cuc.
El resto del desayuno –también racionalizado- es un dilema en los hogares. Diariamente se puede adquirir un pan pequeño por persona. En las casas donde hay niños, los adultos sacrifican su pan para que los infantes lo lleven de merienda al colegio. Por otra parte el café ligado con chícharo no alcanza para una coladita diaria durante toda la semana y ni pensar en adquirir un paquete en la "shopping", pues un kilogramo ronda los 6.50 cuc, en dependencia de la marca. De la mantequilla ni hablar, es un agente de lujo que pocas personas piensan en adquirir, e incluso hay niños y adolescentes que no la han probado alguna vez.
El almuerzo –por su parte- es una oportunidad de dar un aporte nutricional al cuerpo, pero supone una "interrupción" de las actividades laborales o educacionales a mediodía, la mayoría de los días de la semana. En general en las escuelas y los centros de trabajo esta comida está mal elaborada y con poca variación, pero en la generalidad de los hogares es algo que ya no se acostumbra a hacer, se suple por un pequeño refrigerio, que a veces es hasta un té de yerbas. De forma usual, lo mejor se guarda para la comida, cuando todos ya han regresado de sus quehaceres diarios.
Ello no quiere decir que los alimentos sean variados, se utilizan en los primeros días del mes el arroz y los frijoles que se compran a través de la cuota normada, pero ya después del día 15 no alcanzan y hay que salir a buscar qué cocinar. En estos momentos los precios se han elevado bruscamente, y esto reduce las posibilidades de adquisición de alimentos. Y es que precisamente la economía doméstica no alcanza para comer, que es la primera preocupación del cubano de a pie.
También hay que destacar que no solo los productos del agro tienen altos precios, pero también el régimen ha subido algunos alimentos que se venden en moneda convertible, lo que los hace cada vez más difíciles de obtener. Si bien es cierto que hay algunas ofertas en moneda nacional, lo que hace el trabajador promedio es comprar lo indispensable, como por ejemplo el aceite para cocinar, pues también tiene que pensar en los artículos de higiene y limpieza, que son indispensables en el hogar.
En fin, que la economía y la cocina no se llevan bien en este sistema.

Diciembre en Cuba: celebraciones y expectativas

miércoles, 5 de diciembre de 2012

LA HABANA, Cuba, diciembre, www.cubanet.org -El año se pone viejo en diciembre. Y, al igual que todos los meses, este tiene para los cubanos sus propias conmemoraciones sociales, patrióticas y religiosas. Por ejemplo el día 3 se celebra el natalicio de Carlos J. Finlay (1833-1915), cuyos estudios sobre la fiebre amarilla consiguieron erradicar esta enfermedad en Cuba y Panamá; y es por eso que se ha dedicado la fecha a la medicina cubana. En el año 1896 –el día 7- cayó en combate el Titán de Bronce, Mayor General Antonio Maceo y Grajales.  Algunos santos muy venerados en la isla como Santa Bárbara y San Lázaro, se celebran este mes. Ambas deidades también del culto sincrético afrocubano; y el segundo considerado Patrón de los Enfermos, por lo que son miles los fieles que peregrinan cada año a pie hasta su santuario en El Rincón, en La Habana.
Sin embargo en diciembre del año 1972, el régimen dictó la  Ley de Conmemoraciones Nacionales, la cual suprimió las celebraciones del Día de Reyes, las Fiestas Navideñas; y el 7 de diciembre dejó de ser Duelo Nacional. Entre otras efemérides, también se quitó el 20 de mayo y la Semana Santa. Algunas celebraciones pasaron al  mes de julio, en que el régimen conmemora el asalto al Cuartel Moncada, dirigido por Fidel Castro el 26 de julio de 1953. Con esta legislación se buscaba re escribir nuestra historia y terminar con costumbres y tradiciones de la sociedad cubana.
Pero también diciembre trae consigo, el día 10, en que se conmemora la proclamación, en el año 1948, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por la Asamblea General de la Naciones Unidas.  Aunque no es un documento obligatorio para los Estados, porque no es un tratado, pero fue acogido por todos los países que conforman las Naciones Unidas, incluyendo a Cuba, que tiene el compromiso de respetar y proteger los derechos humanos, aunque no lo hace.
En los dos últimos dos años, en este día el régimen ha realizado algún intento de conmemoración, con la participación de estudiantes y otros miembros de las mal llamadas Organizaciones No Gubernamentales  -que en realidad son organizaciones para gubernamentales, creadas y dirigidas por el gobierno-, con el objetivo de mostrar hacia el exterior que la fecha  se celebra en el país.  Sin embargo, los intentos de la disidencia por recordar la fecha siempre han sido reprimidos, en ocasiones muy violentamente, como ocurría con los actos organizados por el Dr. Darsi Ferrer en el Parque Villalón, de El Vedado.
Aunque las acuciantes preocupaciones y problemas del pueblo van mucho más allá que conocer qué son los Derechos Humanos, y a pesar de que el gobierno trata por todos los medios de desacreditar a los activistas, se hace necesario implementar un enfoque de la lucha por la democracia, basado precisamente en el cumplimiento de estos Derechos, que acarree la participación social y motive a todos los afectados a exigir al gobierno el cumplimiento de lo establecido en la Declaración Universal. De ahí la importancia de mantener una actividad estrechamente vinculada a las necesidades sociales.
Si los ciudadanos no logran identificar el mensaje que se les envía cuando se hace referencia a la violación de estos derechos, no será posible conseguir el objetivo que se ha propuesto la oposición política: llevar a Cuba a la libertad y la democracia.
Las expectativas para el final de diciembre y el comienzo del próximo año comienzan por saber qué pasará el 14 de enero, cuando entre en vigor la “nueva” ley migratoria.  No es esta la única situación que despertará el interés del pueblo y también la preocupación del régimen, porque los que detentan el poder en Cuba, se han visto obligados a abrir algunos espacios, y saben que con cada pequeña apertura les quedan cabos sueltos, especialmente porque seguramente con cada pequeño cambio la corrupción mutará para adaptarse, y crecerá.

Con Navidad, pero sin cena

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA HABANA, Cuba, noviembre, www.cubanet.org -En Cuba, hay varios tipos de comidas tradicionales, consideradas criollas, pero la más popular consiste en frijoles negros, arroz blanco, carne de cerdo, yuca y ensalada. Esto ha sido una referencia dominante para los cocineros domésticos a lo largo del país. Y es sin dudas un hecho histórico culinario, que la tradición ha preservado durante varias generaciones de cubanos.
En particular, los frijoles negros se cocinan de diversas formas. Hay a quienes les gustan “dormidos”, o sea, bien cuajados. También varían ligeramente las recetas en lo que respecta a los ingredientes. Algunas llevan vinagre, vino seco, ajo, ají, cebolla, azúcar, laurel, comino y orégano, lo que encarece la elaboración de los frijoles.
Es posible comprar estos productos en los mercados “privados”, en variantes manufacturadas artesanalmente en casas; como el vinagre, el vino seco y los condimentos, que el pueblo ha bautizado como “peleones”. El precio es de 10 pesos la botella, para los líquidos, y de un peso por un pequeño paquete para los aliños. Los frijoles negros, por su parte, se han encarecido y en estos momentos una libra cuesta 15 pesos. No obstante, es el más barato de todos los granos, pues los colorados cuestan 18, los blancos 20, los garbanzos –de mala calidad y que no se ablandan- 21, y los conocidos como caritas, 22.
Pero si se le suma a los frijoles el precio del ají pimiento, entre 3 y 4 pesos la unidad; la cebolla, un pequeño macito cuesta entre 12 y 15 pesos; y el ajo, entre 3 y 5 pesos la cabeza, se llega a la conclusion de que se necesitan más de 50 pesos para hacer un potaje.
Cabría señalar que en algunos lugares del este del país, donde las dificultades para conseguir alimentos son aun mayores, incluyendo la mayor pobreza, ha surgido la costumbre de echarle a los frijoles negros fideos para que “crezcan”, y los condimentan con yerbas como el cilantro, sembradas en macetas en las casas.
La carne de cerdo, ya es un asunto mayor. Una libra de bistec de cerdo, tiene un precio de 40 pesos. Como se acaba la época del aguacate, los más baratos no bajan de 15 pesos, y al comenzar la cosecha del tomate, la libra está entre los 8 y 10 pesos. De todo ello, lo más asequible sería la yuca, a 3 pesos la libra.
Si esta cena tan criolla, cotidiana en los hogares de los cubanos más pobres hasta 1959, se prepara a inicios del mes, el cocinero podrá contar con el arroz de la cuota, que venden más barato mediante la libreta de racionamiento. Pero  después del día 15, ya la mayoría de las familias consumieron la cuota mensual, así que tendrían que comprar el arroz a 5 pesos la libra.
En fin, que para preparar una sola vez la más corriente comida criolla para una familia, sin ningún tipo de sofisticación, en estos momentos se necesitan más de 100 pesos, lo que equivale a un tercio del salario mensual promedio de cualquier trabajador en el país.
Se acerca la Natividad de Jesús, y el regimen, después de muchos años de haber prohibido su celebración, ha declarado nuevamente feriado el 25 de diciembre, aunque muchas personas, sobre todo los jóvenes, ignoran el significado de este asueto. Una típica cena criolla siempre fue indispensable para los cubanos, hasta los más humildes, en la celebración de la víspera, conocida por todos como Nochebuena.
Ahora que ya está llegando diciembre, y la “revolución” nos ha dado permiso nuevamente para celebrar la Nochebuena, me pregunto: ¿Cómo hará la mayoría de los cubanos para poner en sus mesas la cena tradicional este 24 de diciembre?

 

No es el objetivo de esta recopilación relatar sucesos del pasado, sino sólo analizar cómo alguien que quiso siempre estar en la historia, buscó en ella sus fuentes de inspiración, aunque nunca fue un historiador. Sin dudas, se está haciendo referencia a Fidel Castro.
Existen algunos personajes que han pasado por el camino de la vida y han quedado inscritos por sus "hazañas", que otros han querido imitar. El pensamiento económico, político y social del ex presidente de Cuba, está formado de partes de cada uno de estos "héroes"; es como armar un Frankestein, el famoso protagonista de la novela de Mary W. Shelley, sobre el cual el cine ha hecho varias versiones.
En su libro "La Prisión Fecunda", Mario Mencía hace referencia a una carta que le dirigió Fidel Castro a su hermana Lidia, el 23 de marzo de 1954, en la que dice textualmente: "...era necesario ser duro, inflexible, severo; pecar por exceso, jamás por defecto... Eran necesarios unos meses de terror...En Cuba hacen falta muchos Robespierre".
En esta cita, el dictador se refiere a Maximiliano Robespierre (1758-1794) que implantó "El Terror" en Francia llevando a la guillotina miles de personas, muchas de ellas obreros y campesinos. Robespierre consideraba que la República debía defenderse de forma contundente (palabrita muy usada por el régimen) y rápida, arrebatando a sus enemigos la iniciativa. Actuando según el procedimiento habitual, procedió a eliminar la oposición.
El periodista y político José Pardo Llada, quien fuera amigo de Fidel Castro, declaró que una de las figuras más admiradas por éste fue el dictador Benito Mussolini (1883-1945), de quien copió –entre otras cosas- casi textualmente la frase: "Con la Revolución todo, sin la Revolución nada". El Duce -como se conocía a Mussolini- implantó sus poderes dictatoriales desde 1923 hasta 1945, y promovió el fascismo en su país.
El nombre de guerra que adoptó el ex presidente fue Alejandro; también así se reinscribió, con este segundo patronímico, ya siendo adulto, demostrando su admiración por Alejando Magno (356-323 AC), símbolo del conquistador. Este personaje histórico, Alejandro III, Rey de Macedonia, fue famoso por sus "proezas" y lo convirtieron en un mito para algunos, para otros en casi una figura divina. Era –en síntesis- un tirano megalómano que destruyó la estabilidad creada por los persas.
Una frase que se utilizó para hacer propaganda al discurso de defensa de Fidel Castro, en el juicio por el asalto al Cuartel Moncada fue: "Condenadme no importa, la Historia me absolverá", tomada del tristemente célebre Adolfo Hitler (1889-1945), conocido como el Führer. La ideología de Hitler, que fue la causa del estallido de la Segunda Guerra Mundial y el desarrollo del Holocausto, se basaba en toda una serie de puntos de tipo visionarios de carácter innegociable de eliminación de los judíos, la consecución de un espacio vital para garantizar el futuro de Alemania, la raza como explicación de la historia del mundo y la lucha eterna como ley básica de la existencia humana.
El estudio y la mezcla de la formación y actuación de estos tristemente célebres gobernantes, ayudó al dictador caribeño a armar un andamiaje que le permitió obtener el poder absoluto en el país. Sin lugar a dudas puede sobreponerse cada uno de ellos sobre el pensamiento filosófico del anciano ex presidente y se sacará una clara idea de cómo se ha llegado al estado de destrucción que tiene el país.

LA HABANA, Cuba, noviembre, www.cubanet.org -En el primer trimestre de 1968, hace ya más de 44 años, el régimen cubano anunció que iba a llevar a cabo la “Ofensiva Revolucionaria”, que fue el momento en que se apoderaría de todo los negocios que quedaban en manos privadas. Entonces se convirtió en un pulpo, para alimentarse con todo lo que cayera al alcance de sus tentáculos, pero nunca pudo digerir el banquete.
La ineficiencia estatal, por la falta de rigurosos controles y por su desdén hacia la actividad económica, hizo que todos esos pequeños negocios que dejaron de tener dueño, también cesaran de prestar servicios de calidad al pueblo. De esta forma, nacieron las antiguas Empresas Consolidadas, que fueron el verdadero símbolo del socialismo, un desastre que nunca llegó a tener cuerpo de negocio.
Hoy los administradores de aquellas empresas se cambiaron por gerentes de firmas, un poco más al estilo capitalista. Pero los años han pasado y las malas experiencias han hecho mella en el sistema. Es por eso que ahora quieren dar marcha atrás, diciendo que estas actividades comerciales pasan a manos de los trabajadores, aunque no se trata más que de otro de sus trucos.
Entre los primeros que comenzaron el experimento estuvieron los taxistas, los barberos y peluqueros, y ahora le toca el turno a los gastronómicos. La idea general es quitarse de encima los problemas que les generan estos sectores, abriendo fuentes de trabajo, pero siempre bajo el manto protector, o sea, controlador del Estado.
Recientemente se anunció, como parte de un nuevo sistema de gestión económica para el trabajo por cuenta propia, que 14% del total de la red de establecimientos gastronómicos en todo el país, donde laboran hasta 5 personas, será arrendado a sus trabajadores.
Conformarían una especie de cooperativa entre estos trabajadores, con la particularidad de que el Estado sigue siendo dueño de los inmuebles, equipos y otros medios; mientras, los que se encarguen del comercio, deberán responsabilizarse con su mantenimiento y reparación, algo de lo que siempre estuvo desligado el aparato estatal, ya que, después de haberlos confiscado, no se ocupó más de la conservación, mejora y modernización de los inmuebles y equipos.
También los arrendatarios deberán correr con los gastos de electricidad, agua, teléfono, anuncio y publicidad. Estas dos últimas funciones aparecen recientemente, pues a Fidel Castro nunca le gustó ni siquiera que en las transmisiones deportivas se utilizaran anuncios de firmas radicadas en el país.
El texto que divulga la nueva medida explica también que si los empleados reparan los locales, tendrán la posibilidad de que se les exonere del pago del arrendamiento hasta por un año, lo que indica que las autoridades conocen perfectamente que la mayoría está en mal estado.
El empleado que no quiera acogerse a la nueva medida, quedará “disponible”, que significa sea cesante en la “neolengua” del régimen. Y las primeras provincias en poner en práctica este “dispositivo económico” serán Artemisa, Villa Clara y Ciego de Ávila, a partir del próximo primero de diciembre.
Mucho se especula en la calle sobre otras actividades que se incorporarán en el futuro a este tipo de convenio. Algunos dicen que los bodegueros y carniceros, otros que los choferes de ómnibus, en fin que la “novedad” va a mantener entretenidos a un buen grupo de trabajadores.
El que no conozca cómo actúa el régimen, podrá pensar que es una especie de marcha atrás de lo que hizo en 1968. Pero en realidad no hay tal cosa. Las libertades van a quedarse a medias, mientras el régimen dará -hacia el exterior y para los que aquí adentro quieren dejarse tomar el pelo- la impresión de que lleva adelante cambios y reformas.

La Habana, Cuba, noviembre, www.cubanet.org -La etimología de la palabra sueño proviene del latín somnum; y en su quinta acepción en el diccionario Larousse, significa: Lo que carece de realidad o fundamento, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse.
No son pocas las personas que en Cuba viven de sueños y uno de los más inalcanzables  es el poder tener una vivienda.  Algo que se ha hecho imposible para la mayor parte de la población.
Durante más de 50 años se ha utilizado el método de la permuta, que podía ir acompañado, por debajo de la mesa de negociaciones, de algún dinero, al que se le dio por llamar “vuelto”. También los funcionarios de la desaparecida Dirección de la Vivienda -antes nombrada Reforma Urbana- practicaban de forma general la corrupción, porque los procedimientos para llevar a cabo este tipo de salida a la necesidad de vivienda, eran extremadamente complejos e incluían la posibilidad de no hacer el cambio por problemas de capacidad, número de habitantes, municipio, etc., algo que permitía hacer cobros extras a los funcionarios para que se pudiera llevar a cabo la transacción.
Con la modificación de la Ley de la Vivienda y la eliminación de las oficinas destinadas a controlar cualquier movimiento, han surgido nuevos corruptos, como por ejemplo el “arquitecto de la comunidad”,  los notarios, los funcionarios del Registro de la Propiedad; lo que indica que siempre se le da una vuelta a la rosca para permitir que la gente “viva”.
La “modificación” no ha sido la solución que necesita el país, ya que el fondo habitacional está muy por debajo de la necesidad social, ha crecido la población pero no lo ha hecho el número de viviendas, por el contrario la falta de mantenimiento y la desidia que el régimen ha tenido como premisa durante todos estos años, ha hecho que se reduzcan considerablemente los habitáculos y que muchos se deterioren sin solución.
Simplemente habría que echar una mirada a las cifras que la propia jerarquía gubernamental ha proporcionado con respecto a las viviendas destruidas por el paso del huracán Sandy por el oriente del país; en la provincia de Santiago de Cuba –solamente- se dañaron más de 132 mil viviendas y de ellas unas 15 mil caídas completamente. No se han ofrecido los cómputos totales, porque incluso en las provincias centrales las lluvias también hicieron lo suyo.
¿A dónde van a parar los sin techo? ¿El régimen les ofrecerá un lugar para vivir? La respuesta es bien conocida, irán donde ellos puedan y no habrá solución para sus desgracias. Independientemente de toda la propaganda que están llevando a cabo los medios, explicando que nadie quedará desamparado, la realidad es otra;  en el país existen miles de personas que fueron afectadas por diferentes eventos meteorológicos durante todos estos años, que no han visto ninguna solución para sus problemas de vivienda. De igual forma otros cientos de miles han visto con gran dolor que con el paso del tiempo sus hogares se fueron destruyendo poco a poco, sin poder hacer algo para solucionarlo, y los municipios más poblados parecen plazas bombardeadas.
Sin embargo, el régimen –con su habitual comportamiento prepotente- no quiere aceptar la ayuda de los que pretenden cooperar con los damnificados, usando calificativos que son los mismos de siempre, e incluso amenazando con juzgar por fraude a aquellas personas que osen reunir fondos para los necesitados.

Todo el que piense que tendrá una casa decorosa para vivir, construida por el Estado “Todopoderoso y Benefactor”, se quedará solamente con el deseo y la ilusión halagüeña de que esto pueda suceder. No pasará de ser un sueño.

LA HABANA, Cuba, octubre, www.cubanet.org -Cualquier asunto que usted necesite resolver en Cuba, cuesta mucho trabajo. Pero después de 53 años, las personas se han acostumbrado a ello, incluso los extranjeros que viven en el país, los diplomáticos y hasta los turistas se adaptan a enfrentar la hecatombe. Suele decirse que es parte de la ineficiencia del sistema, pero también podríamos pensar que es fruto de mecanismos muy bien calculados.
Los que tratan de solucionar problemas domésticos de cualquier índole, comienzan por los niveles más bajos. En primer lugar, acuden al Delegado de Circunscripción, ese que supuestamente eligieron para representarlos y ayudarlos a mejorar lo que concierne a su barrio. La respuesta siempre es la misma: “no hay recursos”, “no está a mi nivel”, “no he podido ver al responsable”, y finalmente: “dirígete a la Dirección Municipal del Poder Popular”.
Agotado este nivel -que en muchas ocasiones, ni siquiera se molesta en responder-, van al otro y al otro, hasta que finalmente llegan al Comité Central o al Consejo de Ministros. Ambos órganos tienen preparadas cartas circulares, totalmente semejantes, remitiendo al solicitante para el municipio o la provincia que les corresponde.
Entre tanto, ha pasado el tiempo, que a veces son años. Los organismos superiores se desentienden de los planteamientos que les formula la población, a través de la correspondencia, y en ningún momento preguntan a los niveles a los cuales remitieron la solución de los problemas, si de hecho fueron solucionados.
Las personas afectadas mantienen alguna esperanza, partiendo de la engañosa lógica de que si la más alta dirección del país remitió su caso a los niveles locales, alguien tendrá que hacerles caso. Y así viven, esperando que llegue la solución como el maná que cayó del cielo.
En ello precisamente podría consistir la táctica del régimen: a la espera de la solución de sus problemas particulares y confiando en que serán atendidos por las autoridades, las personas prefieren portarse bien, no ser conflictivos políticamente.
Igual sucede con la corrupción, que es algo que genera el propio sistema, junto con la insatisfacción de las necesidades del pueblo. Los ministros, jefes de organizaciones y dirigentes políticos de nivel medio cambian tan frecuentemente, que es casi imposible retener sus nombres y trayectorias. Una vez que son finiquitados, se anuncia que pasarán a ocupar otras responsabilidades. Tal vez sus nombres no se mencionen nunca más en la prensa, pero ello no significa que dejaron de pertenecer a la nomenclatura, ni que hayan perdido sus acomodamientos. Incluso, aun cuando así fuera, durante el tiempo que estuvieron en el “jamón” (como se decía de los políticos anteriores a 1959), ya se hicieron de casas, carros, viajes para sus familiares, lujos, y hasta de amantes, pues el ron y las mujeres jóvenes son deportes favoritos entre los dirigentes del machismo-fidelismo cubano.
El régimen está consciente de que la policía es corrupta. En las aduanas se les roba a los viajeros. Los maestros venden los exámenes. En los puestos de trabajo se roba y se malversa. En los diferentes niveles de la dirección de la vivienda, se adjudican casas a cambio de dinero o prebendas. En los Tribunales se compran los juicios, siempre que no sean por cargos políticos. Los médicos y dentistas reciben dinero por la izquierda por brindarles a las personas atención “gratuita”. Los inspectores viven del soborno.
En fin, sería interminable la lista de ilegalidades que el sistema propicia para mantener contenta a una persona en un cargo, por un tiempo determinado. Después, será remplazada por otra que hará exactamente lo mismo.
Precisamente en este descontrol basa el régimen su “control social. Deja hacer y recoge los frutos, creando compromisos políticos que mantienen a las personas en deuda, empeñadas y comprometidas.
Es por eso que no se puede creer a la Contralora General de la República, Gladys Bejerano Portela, cuando afirma: “La corrupción es uno de los principales enemigos de la Revolución”. No, señora, es todo lo contrario, es su principal aliada.

LA HABANA, Cuba, octubre, www.cubanet.org -Lo constructivo entre los miembros de la oposición sería apoyarse, respetarse y sobre todo combatir de una forma u otra al régimen y no a otros miembros de la misma oposición.  Si esto se cumpliera, no sería necesario ni hablar de la unidad; lo que sí resulta imprescindible es la tolerancia. Si hay algún espacio que se puede usar, debería utilizarse para que se conozcan las violaciones del sistema, sobre todo las que tiene con la oposición interna. Claro, es imposible hacer actuar a algunos de esta forma, por múltiples motivos, entre ellos la cooperación con la policía política, algunas veces de una forma tan sutil que confunde hasta a los más avezados en la materia de la disidencia.
Es por eso que es tan importante esta semana de homenaje a Laura Pollán Toledo, en el primer aniversario de su muerte. Es algo que nos llama a unirnos alrededor de la memoria de esta valiente mujer que durante tantos años luchó por la libertad de los presos políticos del Grupo de los 75.
Si bien es cierto que no todos la conocieron ni tuvieron oportunidad de conversar con Laura, hay que considerar que la consolidación de las esposas y familiares de los presos de conciencia de la Primavera Negra, en las Damas de Blanco, es en buena parte un logro suyo, aunque también otras mujeres estuvieron a su alrededor y hoy se mantienen en la organización.
Homenajear a Laura Pollán de alguna forma, es sencillamente un acto de amor a la libertad y la democracia, algo que ella representa. Su trabajo con el colectivo de mujeres sobrepasó las fronteras de la isla y se convirtió en un símbolo de la nación cubana; tanto dentro como fuera de nuestro país se conoce y se nombra a Las Damas de Blanco.
Ver a estas generosas mujeres caminar por las calles, sin importarles que lo hacen bajo el peligro constante de ser reprimidas por la policía política, de ser golpeadas, llevadas a prisión, desdeñadas por otras mujeres y hombres también cubanos, que las ofenden y maltratan, es como asistir a una fiesta de hidalguía.
Una mancha blanca con gladiolos en las manos, que cada vez se hace mayor, camina domingo a domingo por la 5ta. Avenida del barrio de Miramar, llevando un mensaje de libertad a los que por ahí transitan, y también a los que residen en ese lugar no accesible para el cubano promedio; pues allí viven casi exclusivamente extranjeros, diplomáticos y miembros de la jerarquía del régimen, privilegiados con las casas usurpadas a los “ricos”, para beneficio de los “nuevos ricos”, no tan nuevos ya después de 50 años, y sus favorecidos.
Al frente de estas mujeres cuyos blancos vestidos simbolizan paz y amor; desfila siempre el espectro de Laura Pollán, para guiarlas hasta conseguir el fin último de todos los cubanos libres de alma: la democracia.
Dios permita que podamos recordar en armonía a todos los que, como Laura, han dejado su vida en la lucha contra la dictadura; que aprendamos a respetar a  los que continúan haciendo lo que está en sus manos para que se conozca la verdad de lo que pasa en la Isla y lograr el regreso de la libertad.
Que Laura Pollán siga siendo una inspiración constante para las Damas de Blanco. Que pronto, no solo los disidentes, sino todo el pueblo, pueda homenajear en paz a los que han muerto a lo largo de esta lucha que ya sobrepasa las cinco décadas. Comulguemos en el amor y el respeto por los que arriesgan su vida día a día para lograr la libertad de todos los cubanos.

 

 

A estas alturas cabría preguntarse: ¿en qué inventario ocioso estará? Si se ha reconocido oficialmente que la Empresa Comercializadora de Servicios y Productos Universales de la provincia de Holguín lleva más de una década en el proceso de dar baja a diez montacargas fuera de servicio, todavía alguien podría estar esperando que nevara en Cuba.
La centralización de la planificación hace maravillas de desastres en lo que a inventarios –de cualquier tipo- se refiere, porque quien decide comprar y donde hacerlo, no saca dinero de su bolsillo, por lo tanto puede permitirse cualquier desliz.
Los inventarios deben tener una adecuada rotación para que se utilicen correctamente los recursos materiales y haya un mínimo de pérdidas. Pero ¿qué está establecido a nivel del país para que esto se cumpla? Como en la mayoría de los problemas económicos que existen, la burocracia y el “super” control hacen mella.
Entonces, aparecen los llamados inventarios ociosos, que también pueden ser de medios básicos, y que se echan a perder, como se pudo constatar en un artículo del periódico Granma del viernes 24 de agosto titulado: “Toneladas por atrapar y ley por cumplir”, donde se pone de manifiesto la indolencia en el control de los inventarios: más de 15 mil toneladas de acero de una nave de lo que pudo ser la planta procesadora de níquel en Las Camariocas, Moa, provincia de Holguín, han sido víctimas de la corrosión en espera de decisiones sobre su destino.
Pero, ¿es solo este almacén de hierros el que existe en el país? No, hay numerosos lugares -a lo largo y ancho de la isla- en los que las malezas y las inclemencias del tiempo se comen inventarios abandonados.
Sólo habría que recodar los centrales que se desmantelaron hace más de una década y cuestionarse, ¿se aprovecharon los inventarios de medios básicos allí existentes, o todavía pululan dentro de las naves, que deben estar cayéndose?
No existe un organismo en el país que sea capaz de dedicarse a controlar la liquidación de todos los bienes de una empresa, establecimiento o unidad que cierra por diferentes motivos.
Los directivos de las entidades que terminan sus funciones económicas, debieran mantenerse activos hasta que hayan sido reducidos a cero los inventarios en libros y en físico. Pero eso no sucede así, porque en primer lugar la contabilidad -que es casi inexistente- no tiene ni registrados los bienes materiales que constituyeron la entidad en su momento de inicio, más aquellos que fueron incorporándosele, para realizar los correspondientes ciclos de producción y/o servicio.
Si se analiza el planteamiento oficial del director de la Empresa de Suministros y Transporte Agropecuario de Holguín, Jorge Luis Pupo, que es ingeniero mecánico, se podría constatar la necesidad de que estos dirigentes tengan una cultura económica y financiera. Él ha decidido no vender los productos ociosos que tiene en almacén, porque le provoca pérdidas económicas al tener que ofertarlos en cuantías inferiores al valor con que aparecen registrados en sus inventarios. Parece algo tomado de un libro de mal manejo financiero y contrario totalmente a la agilización que deben tener los inventarios en las empresas. Pero se pudiera averiguar primero que todo: ¿quién compró esa cantidad de recursos que se convirtieron en ociosos? Seguramente ya no trabaja en esa empresa, pero debe haber ido a hacer lo mismo a otra.
El Estado todopoderoso podría tener un mecanismo establecido que le permitiera a la entidad -al menos- vender estos medios como materia prima y asumir una parte de la pérdida, ya que los Ministerios correspondientes, a través de sus direcciones especializadas, no son capaces de supervisar en un momento determinado la adquisición de inventarios en cantidades innecesarias. Hay que explicar que hasta hace poco no era parte del objeto social de las empresas la venta de materias primas, no se permitía por el mal llamado “sistema económico”; al menos algo ha cambiado.

LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -Son muchos los cubanos que hoy manifiestan un radical rechazo al régimen, y no han de ser pocos los que le odian abiertamente, tanto dentro como fuera del país. Pero en los últimos tiempos, son tantos y tan frecuentes sus disparates, que una llega a sentir lástima por nuestra isla grande, este verde caimán bajo la bota opresora de gente que está más que acabada, y no obstante, continúa atornillada al poder, haciendo todo el daño posible y terminando de destruir el pobre patrimonio que le queda al pueblo.
Los medios oficiales de difusión presentan un país que no existe. Muy en particular en el Noticiero Nacional de Televisión, todas las noticias con carácter nacional son alentadoras (por lo tanto, engañosas), sea cual sea el tema que aborden.
Los que percibimos a diario el estado ruinoso de lo poco que nos queda, nos preguntamos: ¿En qué parte de Cuba estoy viviendo, que no veo, no siento esto que se transmite como noticia? ¿Cómo es posible seguir vendiendo un futuro que nunca llega? Es la misma historia de tantos años, navegar en un mar de mentiras sin alcanzar nunca la línea del horizonte.
Otro tanto sucede con la prensa escrita. No hay que leer el periódico Granma -órgano oficial del Partido Comunista de Cuba-, para saber las noticias que va a publicar, incluso hasta la estructura que pueden tener.
En sólo 8 páginas diarias, con excepción de los viernes, que trae el doble, y de los domingos, que no se edita, lo acostumbrado es: en la primera página, alguna noticia irrelevante (ya sea sobre drogas, tiroteos, inmigrantes, fenómenos atmosféricos, etc…) pero que deschabe sobre el modo de vida estadounidense, siempre contrastando con el apoyo internacional a la campaña por la libertad de los mal llamados “Cinco Héroes”.
En su interior, una página completa de noticias nacionales para recordar efemérides y resaltar logros de cualquier actividad “revolucionaria”. Algunos acontecimientos internacionales, que siempre hay que leer entre líneas para descubrir verdades ocultas; y sendas páginas para deportes y cultura. La última plana, dedicada a corregir algunas mentirillas, pero siempre con el matiz de que se están superando los errores y todo será exitoso.
Habría que resaltar que después de las últimas “Reflexiones” locas del Comandante en Jefe –como las de la moringa y el yoga-, éstas no han vuelto a  ocupar el espacio estelar del periódico. Parece que alguien le aconsejó no escribir más, o quizás a Raúl Castro le dijeron que la mayoría del pueblo se burlaba de esos textos sin ton ni son, exactamente fuera de orden y medida.
La desaparición de las Reflexiones del anciano ex dictador no ha sido el único cambio en los medios de prensa. También el programa político de televisión la Mesa Redonda, ha sido acortado y será transmitido sólo de 7 a 8 de la noche, o sea, con una reducción de media hora. Y los fines de semana –cuando se hacían retransmisiones- no están ocupando ya el canal estelar (Cubavisión), lo cual significa un alivio para gran número de televidentes, especialmente los niños y jóvenes.
Hace muchos años que el régimen no tiene ideología que mostrar. En un momento determinado usó al niño Elián, envuelto en una demagógica aventura de paternidad. Después, pensó que podía hacer lo mismo con la campaña por la liberación de los cinco espías, pero el pueblo no les tiene simpatía, por lo que no ha funcionado, a pesar de la enorme cantidad de dinero que se gastan en propaganda. Este vacío ideológico, que ha hecho que ni siquiera ya mencionen a Marx, Engels y Lenin, se evidencia cada día más, a una gran velocidad.
El régimen no tiene ya nada que prometer y menos que mostrar. Por eso, lo que difunden los medios oficiales de información se va alejando más cada día de la realidad que vive el pueblo y reflejan un país imaginario.

LA HABANA, Cuba, agosto, www.cubanet.org -El sitio de Internet Bazar Virtual, tiene como eslogan “La tienda es su casa”; su dirección virtual es www.compradtodo.com y supuestamente tiene sus oficinas en la ciudad canadiense de Toronto. Se describe de la siguiente manera en su sección  ¿Quiénes somos?:  “BazarVirtual es un sitio de comercio electrónico orientado a la venta de productos y servicios. Al realizar una visita a los Departamentos desplegados en el menú de la izquierda de BazarVirtual, usted podrá conocer con facilidad nuestras ofertas. Visite BazarVirtual y con mucho gusto le atenderemos. Usted es nuestra razón de ser. En cualquier momento que nos necesite estamos a su disposición.”
Además de la venta de artículos variados y alimentos, a ser comprados en el extranjero y pagados con tarjetas de crédito, para su entrega a personas en Cuba, entre los servicios que ofrece el portal está la recarga de celulares en la Isla, que deben ser pagadas también en el extranjero mediante el uso de tarjetas de crédito.
Al pulsar sobre la opción de recarga de saldo de celulares en Cuba, el ususario que visita el sitio es dirigido a una página donde se le exige “registrarse” y se explica cómo hacer la transacción . Aparece además otro enlace que lleva a una lista de las oficinas comerciales de ETECSA en Cuba, ya que es finalmente esa empresa del gobierno cubano la que monopoliza todas las telecomunicaciones y el acceso a Internet en la Isla y la única que acredita o no el incremento de los saldos en los celulares cubanos. Por ende, todas estas compañías que en Internet brindan la recarga de celulares en Cuba actúan, en el peor de los casos, como una pantalla de ETECSA o al menos como meras mediadoras.
Recientemente recibí en mi móvil un amenazante mensaje de texto que decía: “Llamar cuanto antes al 204-3145 (en La Habana) para recarga de saldo por Internet. De no llamar hoy, se devolverá el saldo al comprador. En caso de fraude se cancelará la línea”.
Una vez que me comuniqué con el número, la persona que me atendió -bastante  poco amable, por cierto, en contraste con la amabilidad que promete Bazar Virtual- inició una especie de interrogatorio. Entre los requisitos que me exigía para implementar la recarga a mi móvil, supuestamente estaba que yo diera el nombre y los apellidos de la persona que la había ordenado en el extranjero -algo que no aparece entre las instrucciones para las recargas, publicadas en el portal -, o de lo contrario se cancelaría la transacción.
Me negué a brindarle esa información, entre otros motivos porque realmente no sabía quién había tenido la gentileza de incrementar el saldo de mi móvil. Ante mi negativa a decir el nombre del desconocido benefactor, el saldo no fue incrementado. Ojalá al menos el dinero haya sido devuelto al buen samaritano que quiso añadir tiempo de comunicación a mi celular.
Esta estrategia de ETECSA, es decir,del gobierno cubano, está obviamente encaminada a evitar que desconocidos u organizaciones solidarias recarguen los celulares de disidentes y miembros de la sociedad civil cubana para que estos puedan mantenerse comunicados. Algo que sigue la misma línea represiva de incomunicar a los opositores, puesta en práctica durante la visita del Papa Benedicto XVI a la Isla, cuando ETECSA interrumpió el servicio a los celulares de la inmensa mayoría de los opositores al régimen hasta que el Papa hubo abandonado el país.
Lo anterior evidencia la importancia que da la dictadura a mantener a los opositores, y al pueblo en general, lo más incomunicados que le sea posible. Además deja claro que la obsesión por mantener el control y la represión es más fuerte que su angustiosa necesidad de dinero.

 

LA HABANA, Cuba, agosto, www.cubanet.org -Uno de los problemas más acuciantes que tiene en estos momentos la población cubana es el transporte. El régimen no admite con facilidad las situaciones de desastre por las que atraviesa. Es por eso que el hecho de que se publiquen cifras sobre el asunto en el periódico Granma, hace que los cubanos, acostumbrados a leer entre líneas, comprendan cuán escabroso es este dilema y lo difícil que resulta remediarlo.
Para la transportación pública de la capital, con unos 2,2 millones de habitantes, más la población flotante, que crece día a día, se anunció que el parque es de 900 ómnibus. De ellos, en el primer semestre de este año rodó un promedio de 49,4%. En el resto del país, los ómnibus urbanos son prácticamente inexistentes. La solución para moverse localmente está en coches de caballo, transporte privado colectivo, bicicletas y motocicletas.
Del grave inconveniente del transporte las personas han hecho motivo de conversación en cualquier lugar de reunión. Claro que no es lo único negativo del que se habla, porque cuando los cabezas de familia llegan del trabajo a la casa, se enfrentan a un cúmulo de dificultades que no les permite pensar en otra cosa más que en las necesidades que se amontonan sin salida. Y entre ellas, el “pan nuestro de cada día”, que cada vez se hace más difícil de conseguir. No solo por la escasez. También por los precios, inalcanzables para el ciudadano promedio.
En cuanto a los ómnibus, las calles por donde transitan, que se supone sean las arterias principales en los diferentes municipios, están en un estado deplorable, porque la palabra “mantenimiento” se borró del diccionario del régimen, o fue sustituida por otras, como internacionalismo proletario o cooperación con países hermanos, que reciben toda la atención y los pocos recursos del sistema. Ello contribuye a que se rompan más fácilmente las guaguas en los recorridos que tienen planificados.
Como la tendencia es a cero, ya que trasladarse a cualquier lado de la capital se hace más difícil cada día, habrá que buscar soluciones temporales, que no pueden ser los “boteros”, pues todos los pasajeros no disponen de 10 pesos para transportarse en ellos. Quizás retomen lo que ha sido un apoyo en el interior del país: los coches de caballo. Ya en el casco histórico de la ciudad existen algunos de ellos, pero para el servicio al turismo extranjero.
El uso de estos coches trae una serie de consecuencias, las cuales recientemente fueron consideradas como negativas, durante la epidemia del cólera en la provincia Granma. Por ejemplo, en Manzanillo, los coches son conocidos localmente por “cativanas”. Las calles en este municipio se mantienen sucias, ya que los caballos van regando las heces fecales y la orina. Y como no se les da mantenimiento y están llenas de huecos, se acumula agua estancada y, con ella, se mezclan estas deposiciones de los animales.
Se supone que en su trayectoria por la ciudad, los cocheros usen estercoleros para recolectar el estiércol de los animales. Aquí, en la capital, tendrían que habilitar una tienda en divisas para vender estos culeros de caballos. Y como es natural, igual que hicieron en Manzanillo, los que no cumplan con las medidas, estarán sujetos a multas de 200 pesos, y si son reincidentes, les quitarán la licencia.
Entonces cabría modificar la canción que se hizo popular en la década de los 70, del siglo pasado: “A Bayamo en Coche”. Y su estribillo diría: “En La Habana en Cativana”.
Bromas aparte, sin dudas el regreso a la transportación de pasajeros mediante vehículos de tracción animal, algo desaparecido con la introducción del automóvil a principios del siglo XX, constituye otra buena muestra del desarrollo social que ha alcanzado la “revolución” en sus más de 53 años de dictadura. El resurgimiento de los coches de caballos en pleno siglo XXI quedará como otro de los grandes “logros” del socialismo castrista.

 

Cuba actualidad, Santos Suárez, La Habana, (PD) Una de las acepciones registradas en el diccionario de la palabra  producir, es: fabricar, elaborar cosas útiles; crear cosas o servicios con valor económico.
La producción es la suma de los productos que se obtienen del suelo o de la industria. Existe una producción potencial, que coincide con el mayor nivel que puede alcanzarse, si todos los elementos que intervienen en el proceso fueran óptimos. Como regla en la economía, en épocas de recesión, las empresas producen por debajo de su potencial.

Por su parte la productividad es la relación que existe entre lo producido y los medios empleados para ello, tales como mano de obra, materiales, energía, etc.  Una de las claves del éxito de una empresa reside en saber incrementar la productividad. Pero para ello es preciso tener en cuenta el rendimiento total de la actividad productiva de los factores, y no sólo la productividad del trabajo.

Por lo común –en el capitalismo- se vincula el crecimiento de los salarios a las mejoras en la productividad. Muchas empresas utilizan un sistema de pagos en función del trabajo realizado, de forma que parte del salario depende del rendimiento de cada trabajador. También es frecuente que la empresa que está negociando los salarios con los trabajadores asegure que la subida salarial sólo será posible si se produce un incremento de la producción; ésta es una forma de amenazar con una reducción de personal o plantilla si la subida salarial no va acompañada de un aumento de la productividad.

Estos métodos quieren ser aplicados por el régimen, pero con una base o sistema económico totalmente ineficiente, lo que hace que no se lleve a cabo el aumento de la producción, algo tan necesario para que se reproduzcan las condiciones de vida del país, donde se ha acostumbrado a producir por debajo del potencial, aunque no se esté en recesión.

Como condición indispensable para aumentar los salarios, está el incremento de la producción y la productividad, según expresó Raúl Castro en el discurso de clausura del IX Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

La solución a los graves problemas económicos y sociales que tiene el país está en manos de los trabajadores; el régimen después de 53 años de ineficiencia y de locuras en la concepción de la producción, que incluyen el cese de la industria azucarera, se considera –irresponsablemente- no garante de la situación.

Fidel Castro, en su alegato de defensa en el juicio del "Asalto al Cuartel Moncada", al que denominó La Historia me Absolverá, estaba considerando la necesidad de incrementar y diversificar las producciones del país, cuando dijo:
"Salvo unas cuantas industrias alimenticias, madereras y textiles. Cuba sigue siendo una factoría productora de materia prima. Se exporta azúcar para importar caramelos, se exportan cueros para importar zapatos, se exporta hierro para importar arados... Todo el mundo está de acuerdo en que la necesidad de industrializar el país es urgente, que hacen falta industrias metalúrgicas,  industrias de papel, industrias químicas, que hay que mejorar las crías, los cultivos, la técnica y la elaboración de nuestras industrias alimenticias para que puedan resistir la competencia ruinosa que hacen las industrias europeas de queso, leche condensada, licores y aceites y las de conservas norteamericanas que necesitamos barcos mercantes que el turismo podría ser una enorme fuente de riquezas; pero los poseedores del capital exigen que los obreros pasen bajo las horcas caudinas, el Estado se cruza de brazos y la industrialización espera por las calendas griegas".

Sin embargo, esto quedó solo escrito, porque en todos estos años de dictadura de hacer experimentos con las industrias; de dejar de mejorar crías de cualquier tipo de ganado; de falta de diversificación de los cultivos; de "desterrar" de la mesa del cubano cualquier producto del mar; de acabar con la leche, garantizándola solamente para los menores de 7 años; se puede afirmar que el Estado se cruza de brazos y la industrialización ni siquiera espera por las calendas griegas: no tiene ninguna perspectiva.

 

| Por Martha Beatriz Roque Cabello
LA HABANA, Cuban, agosto, www.cubanet.org -Durante más de 30 días, la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios estuvo dando a conocer revelaciones sobre la epidemia del cólera en la provincia Granma, emitidas por el Dr. Santiago Emilio Márquez Frías, residente en Manzanillo.
Se pudo constatar toda una serie de situaciones que existen en esa provincia –y en el país en general-, que han sido reconocidas oficialmente, y que muestran el estado de abandono en que el régimen mantiene a la sociedad cubana.
Entre las realidades más graves que sufre aquel territorio está el problema del abasto de agua, a pesar de que hace apenas 5 años fue construido el acueducto de la localidad, sobre el cual se dijo entonces que era el más moderno de América Latina. Sin embargo, se ha podido comprobar que la inversión resultó fallida, por lo que no ha podido resolver los problemas con el agua potable.
Tres dirigentes se refirieron al particular: el director del Acueducto, Ramón Rosales, dijo que la situación es grave en Manzanillo, porque están contaminadas las aguas, así que tuvieron que cerrar 13 pozos, y de ellos, 4 del acueducto; además, existen salideros en las redes. El ingeniero Eduardo Bauzá Zamora, explicó que varias provincias han enviado brigadas para ayudar a resolver este problema, dijo que los recursos destinados para el nuevo acueducto no fueron bien utilizados, y mencionó que quedaban pendientes unos 514 salideros, sin contar los de las casas, que deben ser resueltos por los propios moradores.
Por su lado, el primer secretario del partido comunista en Manzanillo, Idel Marrero Martínez, expresó que en la obra hubo un mal control y una mala inversión.
A propósito del descontrol, se pudo conocer que dos personas fueron sancionadas por el Tribunal Municipal de Manzanillo, bajo el cargo de apropiación indebida de 12 litros de cloro. Ambos trabajaban en el Acueducto, en el pozo de El Piñal. Para apoderarse de este cloro, no vertían la cantidad necesaria en el tanque. Uno de ellos resultó sancionado a un año de privación de libertad. Y al otro le fue subsidiada la sanción por un año de trabajo correccional, sin internamiento, además de la prohibición del ejercicio de la profesión por dos años.
Debido a las necesidades sociales, hay también otras afectaciones en las redes, como las roturas intencionales de tuberías, provocadas con el fin específico de robarse los tubos.
También existen problemas vinculados con la falta de atención al agua potable. Tal fue el caso del pozo de Cuentas Claras, en el que hubo que efectuar una reinversión para la instalación de hipocloradores. Producto de ello, se afectó el suministro de agua a una población de 62 mil habitantes, lo que implica que el agua que hoy les proporciona el acueducto no es apta para el consumo humano, pues sale de los pozos hiperclorada y sólo se puede utilizar para fregar, bañarse y limpiar.
Como una “magnífica solución”, las autoridades ubicaron pipas con agua potable en determinados lugares, a los que nombraron “Puntos de Fácil Acceso”.
A estas más de 60 mil personas afectadas no se les ha podido informar cuándo se dará solución a su problema, porque está pendiente de inversiones que ahora se encuentran en estudio.
Debido a la epidemia de cólera, a las autoridades no les quedó otro remedio que destapar públicamente todos estos trapos sucios vinculados con la mala inversión, el descontrol y la desidia general que existe el país, y que no se resolverá -sino todo lo contrario- con ningún Congreso del Partido Comunista, y mucho menos con un listado de medidas que enseguida se convierte en letra muerta.
Bien cerca queda otro desastre inversionista: el acueducto de Santiago de Cuba, en el que Raúl Castro arriesgó su mensaje y perdió la apuesta. Por lo que no le quedó otro remedio que reconocer que no valía para nada su palabra empeñada.

 

 

El Estado como suministrador de bienes públicos -entiéndase como tal las mercancías en las que extender el costo del servicio a una persona adicional es cero y de cuyo disfrute es imposible excluir a alguien- se comporta como un gran gastador, porque aunque se elabora un presupuesto estatal, no hay forma de conocer su ejecución y constantemente se hacen gastos que están por encima de la situación de crisis económica que vive el país.
Un ejemplo de ello es la defensa nacional. Se quiere mantener una cantidad de hombres sobre las armas, que no está ni remotamente de acuerdo con las posibilidades que tiene una nación pequeña como esta, cuyo PIB, que en el año 2011 ascendió a 67 534 millones a precios corrientes, no crece para beneficio del pueblo, ni se percibe convertidor de dinero en el bolsillo de las personas y en bienes materiales.
Anualmente, se realizan ejercicios militares, so pretexto de la “Guerra de Todo el Pueblo” y también para mantener latente la posibilidad de un ataque del “enemigo”, que se hace necesario en todos los regímenes totalitarios -en este caso los “yanquis”.
Pero también está la represión por parte de la policía, incluyendo la política, que no tiene ninguna restricción en cuanto a gastos y recursos a utilizar- la oposición interna conoce bien de ello- y las prisiones llenas de personas que por cualquier motivo son “mal juzgadas”, e incluso algunas que cumplen años de encierro solo por ser potencialmente peligrosos, según la percepción de un jefe de sector.
En el actual escenario social, después de decenas de años de paternalismo, el Estado ha decidido recuperar los gastos en “bienes públicos” a través de los impuestos, que son el mecanismo para conseguir los ingresos necesarios, que incluye el financiamiento de los programas de redistribución de la renta.
Pero, en el caso de los trabajadores por cuenta propia, ha excedido su mano poderosa, en los niveles de pago que deben efectuar, y junto con los problemas de ingresos familiares, ha dado al traste con una cantidad considerable de “pequeños negocios” que se habían abierto, en particular cafeterías y venta ambulante de alimentos, haciéndolos ir al fracaso.
Claro, aquellos cuentapropistas vinculados a actividades por las que pasa la “corrupción”, corren mejor suerte, son capaces de llenar sus bolsillos y los de los funcionarios que les permiten tener acceso a los bienes del Estado, a través de la bolsa negra. Este fenómeno es producto, entre otras circunstancias, de las escaseces de que no se permita el acceso a un mercado mayoritario para los que tienen algún negocio registrado; la falta de control en las empresas; la no exigencia de los niveles superiores del Estado, a pesar de estar prácticamente militarizada la economía; y la utilización de la doble moneda, el cup (peso cubano) y el cuc (peso cubano convertible), cuyo tipo de cambio se impone, en estos momentos estando sobrevalorado, con relación a la crisis económica que vive el país.
Y es que nunca ha habido un interés por el control. Los auditores resultan mal vistos, por lo tanto, es muy difícil llenar una plaza con un buen profesional en esta materia. Por su parte, los inspectores estatales caen entre los diez funcionarios (de bajo nivel) más corruptos que existen: no solo son “vampiros” de los cuentapropistas, sino también de las propias empresas del Estado.
La contabilidad, que es indiscutiblemente una herramienta al servicio de la eficiencia económica, ha sido bautizada como “confiable y no confiable”, algo que está vinculado con el lenguaje virtual del sistema, ya que si no se puede confiar en lo que se registra y sus resultados, sencillamente no hay contabilidad.
Los estados financieros que se emiten a partir del registro de todas las actividades primarias de una empresa, unidad presupuestada o cualquier otra forma de gestión, son esenciales para la dirección y funcionan como herramientas para ayudar a la toma de decisiones. ¿Pero a quién le interesa la contabilidad y los costos? Mientras menos controles haya se hace más fácil poder “desviar” los recursos, lenguaje que se utiliza para sustituir la palabra “robar”.
Siempre que se mantenga la preferencia por las actividades políticas, sin mirar cuánto representan en coste para la economía, que exista una interferencia de los órganos y organismos represivos, y la centralización de las decisiones, no sólo políticas, sino también económicas y sociales, no se podrá alcanzar la eficacia, no podrá haber incremento de la producción y la productividad del trabajo y por consiguiente, el nivel de vida del cubano irá de mal en peor. Sin libertades económicas no hay eficiencia.

 

Martes, 27 de Marzo de 2012 02:41

 

 

Estas mujeres dignas, que en la mayoría, no tenían otro vínculo con la oposición que no fuera lo que oían hablar en sus casas a sus esposos y familiares cercanos, comenzaron a ganarse un espacio, mientras algunos otros se guardaban momentáneamente dentro de sus casas. Ellas demostraron que el camino a seguir era hacer pública la tamaña injusticia que significó la llamada Primavera Negra.
Al frente de ellas se ganó un primerísimo lugar Laura Pollán Toledo, líder indiscutible de las mujeres que formaron este movimiento, que llegó a convertirse en una alternativa nacional. Las calles de Miramar y de otros repartos céntricos del país, como el propio municipio Centro Habana, donde Laura vivía, conocieron del coraje de estas señoras, que como única arma llevaban un gladiolo rosado en sus manos, que se convirtieron en garras de amor, paz y dignidad, para representar a todos los que de una forma u otra defienden los derechos del pueblo de Cuba; y con su coraje llegaron a extenderse y representar a toda la nación cubana.
También el mundo tuvo en consideración los sacrificios de las Damas de Blanco para liberar a este grupo de presos políticos y les otorgó premios y reconocimientos, en particular el Parlamento Europeo les concedió el Premio por los Derechos Humanos y la Libertad, Andrei Zajarov, el 25 de octubre de 2005.
Siempre que hubo una situación difícil, o triste, allí estuvo presente Laura Pollán, no importaba cuán lejos tuviera que ir, ella y las valientes mujeres que la acompañaban, siempre decían presente. Asistió en Santa Clara, Villa Clara, a la huelga de hambre de Guillermo Fariñas, se traslado hacia Pedro Betancourt, Matanzas, para participar en los funerales de Gloria Amaya, madre de los hermanos Sigler; recorrió prácticamente la isla, cuando fue a Banes, Holguín, al velorio de Orlando Zapata Tamayo; en fin, su idea de la solidaridad no tenía límites.
Pero siempre resaltará el hecho de que durante más de siete años se mantuvo asistiendo domingo tras domingo a la Iglesia de Santa Rita, enclavada en la barriada de Miramar, municipio de Playa, donde con su ejemplo hizo que las mujeres que la respaldaban tuvieran también una actitud que nunca fue cuestionada, porque conservaron siempre y lo siguen haciendo, el respeto que la casa de Dios merece. Sin embargo, durante sus recorridos por la Quinta Avenida y a veces en tramos más largos, fueron asediadas constantemente por la policía política, a través de las turbas chusmas que contrata para ello.
En múltiples ocasiones, fueron golpeadas, arrastradas, vilipendiadas, conducidas fuera de la zona y cometida sobre ellas cualquier otra violación de los derechos humanos. En particular, a Laura le fracturaron un brazo y quedó una constancia gráfica de ello que ha recorrido los noticieros internacionales y está en la presencia de las mujeres que hoy recorren las calles para recordarla, en una pegatina puesta en un pullover blanco. Pero nada de esto fue óbice para que continuaran su labor hasta conseguir que fueran liberados los 75 presos por los cuales luchaban.
Hoy, las Damas de Blanco -convertidas en una asociación- llevan su nombre, mantienen la misma línea de trabajo extendida a todos los presos políticos del país, siguen siendo objeto de humillaciones y golpizas, pero en todas ellas se mantiene vivo el espíritu de Laura, su verbo y su acción. La mujer que fue ejemplo durante su vida, lo sigue siendo después de muerta.

Subsanando errores

miércoles, 1 de agosto de 2012

Por: Martha Beatriz Roque Cabello.

Cuando la prensa plana nacional publica un discurso que ha sido previamente televisado –la mayoría de las veces-, aclara que es una “versión”, lo que permite corregir cualquier error que pudo surgir durante la intervención. Ese es el caso de lo publicado el 27 de julio, en el periódico Granma, con referencia a las palabras de Raúl Castro, el día anterior, en la provincia oriental de Guantánamo.
Durante la transmisión en vivo de este discurso –e incluso en las retransmisiones posteriores-, el general presidente, al referirse a José Martí, planteó: …”es que no cejó a pesar de fracasos como los de La Fernandina, cuando perdió las armas que con tanto esfuerzo tabacaleros cubanos en Miami habían reunido…”
Sin embargo, ante tamaña inexactitud histórica, le corrigieron la plana. Escribieron en el Granma, en vez de Miami, Estados Unidos. Al menos redujeron el error.
Habría que especificar que la ciudad de Miami fue fundada oficialmente en 1896, mientras que en Tampa, ya en 1886, estaba establecida la industria tabacalera, y fue allí precisamente donde Martí obtuvo los recursos que necesitaba.
Pero lo que habría que destacarse es que cuando Raúl Castro dijo conocer todos los problemas que afronta el país y que afronta la población, cuando dijo que los salarios están bajos, que hay muchas dificultades… e incluso que los mismos médicos ganan muy poco, terminó expresando textualmente: “Así estamos todos, pero vivimos y mantenemos esta Revolución…”.
En este caso no hubo subsanación de errores, aunque es una falta de respeto para el pueblo que dijera: “Así estamos todos”.
Alguien, entre los que le enmiendan la plana, tendría que haberse percatado de que Raúl Castro no debió incluirse entre los que sufren dificultades, porque, tanto él como su familia, y los que están debajo de su sombra, no pasan ningún trabajo para vivir. Son sencillamente los dueños del país y disponen de todo y de todos.
En una mirada rápida a un día en la vida de un cubano promedio, se puede empezar por preguntar: ¿cómo asegura el desayuno?, especialmente el de cualquier niño que haya cumplido más de 7 años, por lo que ya no tiene derecho a adquirir leche por la cuota de la mal llamada libreta de abastecimientos.
¿De qué forma logra el acceso a los medios de limpieza y aseo personal, como jabón, desodorante, pasta de dientes, detergente y frazadas de piso? Estas últimas están ahora en falta en el mercado, y solo es posible adquirirlas en bolsa negra, a un precio de 60 pesos cubanos, o sea el salario de dos días de un profesional. Los otros productos se venden en tiendas “liberadas”, pero a precios no asequibles al bolsillo de un trabajador promedio.
¿Cuántos años hace que en la casa de un cubano promedio no se puede comprar una toalla, una sábana, una funda, una colcha para cubrirse en el invierno?
Llegada la hora de ir a trabajar, está la cola para la “guagua”, y la interminable espera hasta que aparezca el ómnibus, con la inseguridad de que pare o no en la parada, o de que no pueda ser abordado porque está repleto, con los pasajeros colgando de las puertas como racimos. En fin, es algo muy distinto a los autos modernos y con aire acondicionado en los que viajan Raúl Castro y su familia.
Al regreso a la casa, está la pregunta de todos los días: ¿qué se come hoy? Los primeros días del mes hay arroz, frijoles y algún huevo. También están las croquetas baratas, que son plato permanente en la mesa de los no tan pobres, porque otros no disponen ni de los 5 pesos cubanos para comprar un paquete. Pero cuando avanza el mes, se acaba el arroz y las míseras onzas de frijoles, entonces la mesa queda muchas veces vacía y los fogones apagados.
Qué diferente a los manjares que se sirven en las mesas de los dirigentes. Camarones, langosta, pescado (que, como es natural, no tiene nada que ver con la claria que come el pueblo), carnes de todo tipo, buen vino. Hay que ver lo gordos y barrigones que están la mayoría de los dirigentes de alto nivel.
A la hora de dormir, algunos apenas tienen un ventilador, que no pueden ni mantener funcionando constantemente, por el alto precio de la electricidad. Mientras, la nomenclatura duerme con aire acondicionado.
Sin embargo, según Raúl Castro, la causa de todos estos problemas no está en el sistema. Él lo dejó bien claro en este último discurso: la culpa es del pueblo, que no aumenta la producción y la productividad. Así es que recibimos palos por lo que les damos, y palos por lo que no les damos.

La Habana, 1 de agosto de 2012. Cubanet

La empresa

lunes, 30 de julio de 2012

Martha Beatriz Roque

Cuba actualidad, Santos Suárez, La Habana.

 La célula fundamental de la economía es la empresa, que representa una unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos, incluyendo la empresa estatal socialista cubana.
Cuando se crea una actividad de este tipo, hay que comenzar con la redacción de una serie de documentos públicos en los que se definan sus objetivos, cuál es su razón social, su domicilio fiscal, quiénes integran la dirección, cuál es el volumen de capital estatal inicial, la definición física de los activos que posee, entre otros.

Lo anterior implica el control físico de los medios básicos, a través de chapillas con sus respectivos números; de las mercancías en almacén y también de los insumos; y por supuesto la contabilización de los mismos.

Estas entidades se supone que mantengan activa la "Teoría de la empresa", que consiste en el estudio del comportamiento de la organización empresarial, de cómo compran las materias primas, las técnicas de producción, las cantidades a producir y de cómo fijan los precios. Pero la mayoría de ellas comenzaron "con el pie izquierdo", hay que recordar que cuando fueron confiscadas, los que actuaron como interventores, eran miembros del ejército rebelde, muchos  sin ninguna preparación en negocios e incluso educacional; esto dio al traste con las secretarias, las cuales no utilizaban porque no sabían cómo y pasaron a ser un "objeto decorativo", que tendió incluso a desaparecer, incluso dejó de estudiarse esta técnica en las escuelas. La taquigrafía y la mecanografía se convirtieron en algo innecesario.

Habría que añadir que este hecho de entregar los bienes del Estado a personas confiables, se mantiene, 53 años después, y prueba de ello fueron las palabras del Ministro de Educación Superior,  en el Noticiero Nacional Estelar de Televisión, cuando afirmó que no importaba que los graduados universitarios fueran capaces, que lo importante es que sean revolucionarios, y  fieles al sistema.

Si se remite la historia al año 1965, se recordará "La lucha contra el burocratismo", etapa como todas, introducida por Fidel Castro en la economía –de la cual por cierto no se ocupaba- en la que consideró que no eran necesarios los contadores y tampoco los controles, y se suspendió incluso la contabilidad por partida doble. Las empresas cayeron en un limbo administrativo, del cual no se han recuperado; adicionalmente la Zafra de 1970 y su idea incumplida de alcanzar 10 millones de toneladas de azúcar, sacó de sus puestos de trabajo, a la mayoría de los que ocupaban cargos de dirección y técnicas de control, para incorporarlos a cortar caña; esto condujo quizás a las exequias de la fiscalización estatal.

También podría adicionarse el momento en que el "Jefe de Todo" decidió el horario de conciencia, etapa en que las personas podían entrar al trabajo a la hora que quisieran, incluso no asistir, sin que se le hiciera algún descuento de su salario. De este da lo mismo ir a trabajar que no, se desprendió: "Da igual atender bien o no, voy a ganar lo mismo", que ha degenerado –mayoritariamente- en los malos servicios que se prestan en todos los centros comerciales del país.

Aunque se supone que los directivos estén más interesados en la producción y las ventas, lo que demuestra la eficacia en su gestión, la mayoría prefiere –en el tiempo en que pasan por esos niveles de dirección- entrar en el juego de la corrupción y resolver el problema de sus casas, el abastecimiento de comida y ropa a sus familias, los paseos en los autos con chapa estatal, de dirigente o privada, según se les asigne; y después que los echen, con un carné del Partido Comunista de Cuba en el bolsillo, tratar de caer más arriba.

En síntesis, las empresas cubanas se pueden calificar con un solo sustantivo: "ineficientes

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz