Content feed Comments Feed

LOS DOLOROSOS COSTOS DE LA UNIFICACIÓN MONETARIA

miércoles, 31 de enero de 2018

La situación financiera del país es crítica

Martes, enero 30, 2018 | Martha Beatriz Roque Cabello 



La dualidad monetaria sigue sin resolverse (foto tomada de Internet)


LA HABANA, Cuba.- Cada vez se le hace más difícil al régimen disciplinar a la sociedad, porque a medida que pasa el tiempo el desgarramiento del tejido social crece, y hace que aumente el descontento por las políticas establecidas. Ejemplos hay muchos, pero uno es el que más resalta: el sistema cambiario, producto de la doble moneda. Es tan agobiante para todos que la dictadura se ha visto en la necesidad de reconocerlo y eso dice mucho del impacto que tiene en la sociedad y hasta en el propio control del régimen.




Desde que Raúl Castro tomó el poder en el año 2006, comenzó a hablar de la necesidad de unificar las monedas; pero ya el proceso de actualización del modelo económico y social tiene casi diez años, sin haber podido obtener resultado alguno. Aunque para la propaganda política “La Piedra”, léase Fidel Castro, es el autor intelectual de todos los “logros” del país, nunca se ha mencionado que también lo fue de la creación de un valor monetario paralelo al dólar, lo que implica que esta “desgracia” económica es su responsabilidad.




Han sido muchas las expectativas que se han creado con diferentes anuncios, en algunos casos incluso usando economistas del régimen que supuestamente se manifiestan abiertos sobre los problemas que tiene el país. Esto ha dado lugar a que algunas personas, nacionales y extranjeras, hayan pensado en momentos determinados que era cuestión de días la solución del dilema. Sin embargo, el propio “zar de la economía”, Marino Murillo, jefe de la Comisión de Desarrollo e Implementación, reconoció en la pasada Asamblea Nacional del Poder Popular que la complejidad de las “transformaciones” económicas que se previeron en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, ha sido mayor que la esperada.




En el país existen múltiples tasas de cambio. El propio régimen tiene una para comprar CUC (peso convertible) y una para venderlo; pero también los particulares hacen de lo suyo: algunos choferes de almendrones aceptan el CUC a 23 pesos moneda nacional (CUP). De esa misma forma sucede en los agromercados y otros lugares no oficiales en los que hay acceso a la doble moneda. Por otra parte, la moneda fraccionaria tiene también su propia regulación callejera, producto de que en un tiempo las CADECAS (Casas de Cambio) no la recibían. Una moneda de 50 centavos de CUC, tiene un valor de 10 CUP, 25 centavos son cinco pesos moneda nacional; 10 y 5 centavos son dos y un peso, de forma respectiva.




Las empresas estatales contabilizan el CUC uno por uno, lo que implica que los controles contables están enviciados por las dos monedas. Incluso en ocasiones se ha hablado de una alternativa monetaria a la que denominan CL y que al parecer se usa en algunas operaciones con países “distinguidos” por la “Revolución”.




Como bien se conoce, los registros contables en el país están divididos en confiables y no confiables, a lo que habría que añadir que algunas empresas tienen que hacer conversiones para contabilizar y mezclan en sus asientos los dos tipos de moneda. Todo eso hace bien difícil medir los riesgos de cualquier inversión, por lo que se podrán proponer muchas carteras de inversiones, pero mientras no se solucione este problema y por ende, todas las distorsiones que conlleva, va a ser muy difícil atraer capitales.




Pero si de cambio se trata, el gravamen del 10% que le ponen al dólar (otra invención del fallecido Comandante en Jefe) es algo que le hace mucho daño a la economía del país. Si usted da a cambiar 100 dólares, le aplicarán una tasa de cambio del 97,25%, después de haberle deducido el gravamen, lo que implica que un dólar está devaluado a 0.87525 centavos de CUC.




Claro, también hay una tasa de cambio en la bolsa negra, que fluctúa desde los 92 centavos de CUC por dólar hasta los 95 y que se practica, con total impunidad, por compradores delante de las propias CADECAS. Eso sí, casi nunca cambian menos de 100 dólares. Como se conoce lo represivo que es el régimen, esta ilegalidad, practicada sin ningún impedimento, permite pensar: “la opción de autonomía comercial está manipulada por el propio Estado”.




Una consecuencia que ha estado afectando a la gerontocracia es la posibilidad que tienen los particulares de ofrecer mejores salarios, lo que hace que algunos técnicos e incluso dirigentes, se muevan a esta nueva alternativa de la economía, pues ven con desconfianza las posibilidades de su continuidad; pero en la mayoría de los casos los pagos que realizan los privados son tres y cuatro veces superiores al Estado. Como es natural, esto presiona a la alta nomenclatura a solucionar la dualidad monetaria, porque sienten el impacto en algunos sectores que son para ellos “priorizados”.




Hasta el propio General-Presidente ha reconocido que la unificación monetaria y cambiaria ha demorado demasiado; eso es igual a decir que Marino Murillo está bañándose en “aguas bien calientes”. Al propio Raúl Castro le hubiera gustado dejar el poder en los Consejos de Estado y de Ministros con este problema solucionado. Pero no por ello los que tienen a su cargo el embrollo que representa dar este paso han sido tan prudentes y han diferido el cambio una y otra vez; saben muy bien que las consecuencias políticas que esto traerá no serán fáciles de asimilar y mucho menos en estos momentos en que la situación financiera del país es crítica. No obstante, están obligados a hacerlo.




Teniendo en cuenta los dolorosos costos que producirá la unificación monetaria en la población e inclusive en las propias empresas estatales, se está ante la difícil disyuntiva de cómo van a sortearlos y, por otro lado, no hacerlo también tiene un alto precio para la dictadura y la sociedad, precio que se viene pagando desde la crisis inflacionaria de los años 90.



NI SECO, NI MOJADOS

martes, 16 de enero de 2018

Hace poco más de un año hubo una sacudida en la política migratoria entre Cuba y EEUU

Martes, enero 16, 2018 | Martha Beatriz Roque Cabello 




LA HABANA, Cuba.- Después de haber transcurrido un año de la decisión del expresidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, de poner fin a la Directiva Presidencial conocida por todos como “pies secos, pies mojados”, la mayoría de los que quieren emigrar de Cuba han olvidado hasta el rencor que tuvieron contra el que fuera en aquel momento el inquilino de la Casa Blanca.


Las personas que quieren salir de la isla, que sin discusión —incluso para la dictadura— son muchas, están preocupadas en buscar otras formas de emigrar, con alternativas para diferentes países, en particular de América del Sur (aunque cualquiera da lo mismo). Es por eso que, descartada la posibilidad que ofrecía esta opción se han dedicado a encontrar alternativas y ni siquiera se lamentan de que no exista la viabilidad que hubo hasta el año 2016.


Las estadísticas sobre la inmigración ilegal en los Estados Unidos de América ofrecen cifras oficiales que van desde 41 523 personas de nacionalidad cubana que cruzaron la frontera con México en el 2016 hasta solo 15 135 que lo hicieron en 2017, lo que implica que ha habido una disminución del 64%, pero sigue siendo el país preferido para los cubanos.


De igual forma, aunque las detenciones en el mar se han reducido en el pasado año en un 71%, aún algunos cubanos, en particular los jóvenes, realizan la travesía y tratan por todos los medios de burlar los guardacostas americanos; incluso con el conocimiento que tienen de mantenerse escondidos durante un año y un día para poder aspirar a que se les aplique la Ley de Ajuste Cubano, o como alternativa solicitar un juicio de asilo político en detención, que se pierden en la mayoría de los casos e implican la posibilidad de deportación, aunque cabría señalar que Cuba se ha negado a recibir más de 37 mil ciudadanos que tienen orden de deportación en Estados Unidos de América.


Y es que, transcurriendo el año 60 de la gerontocracia en el poder, sin ningún cambio en la situación política, económica y social en el país, las personas insisten en buscar un futuro fuera de la isla, para lo cual es muy difícil explorar las vías legales; máxime en estos momentos en que, producto de los ataques de algún tipo, a diplomáticos estadounidenses en Cuba que les han causado severas afectaciones de salud, el Gobierno de ese país ha decidido cerrar —casi de forma total— sus actividades consulares.


Esto ha contribuido a crear una olla de presión dentro de la isla, situación que resulta incómoda para la dictadura y que sabe no resolverá hasta tanto no se llegue a una solución en el diferendo diplomático sobre las personas afectadas.


Como acostumbramos a decir, la pelota está del otro lado de la cancha; pero el régimen nos ha adaptado a ver como repite una y otra vez los mismos métodos y palabras, es por eso que el periódico Granma (Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba) en su edición del viernes 12 de enero, cuando se cumplía el año del último acuerdo migratorio, emitió un suplemento especial que tituló: “El camino para una migración ordenada y segura”.


Plantea el rotativo que la política migratoria se ha usado como un arma contra la Revolución y que ha causado la muerte de personas inocentes, así como que ha dañado a los pueblos estadounidense y cubano. Sin embargo, analiza como algo “normal” que no fue hasta el 14 de enero de 2013 que los cubanos tuvieron la oportunidad de viajar al exterior, sin necesidad de tener una “tarjeta blanca” de autorización, comparable con la carta de libertad de los esclavos. Y cómo también los emigrantes legales debían entregar todo lo que les pertenecía al Estado, hubo un momento que debían hasta abandonar sus viviendas con quince días de anticipación a su salida. Ejemplos hay muchos, y recuerdos desagradables también.


El colmo es que piden se cumplan las 20 mil visas que, según acuerdo bilateral, deben entregarse a los cubanos de forma anual y, como si fuera poco, consideran un obstáculo para la normalización de las relaciones migratorias la permanencia de la Ley de Ajuste


En los últimos días hemos tenido que soportar que la dictadura ponga en las manos del Gobierno de Estados Unidos de América, la responsabilidad de que los cubanos no puedan llevar a cabo la reunificación familiar; pero ni siquiera hace mención a quién los desunió, a cómo se rompió la familia y cuánto se robó; sin dudas hasta el postrero centavo de los que salían del país, desde el mismo inicio del régimen.


No hablan de los más de 50 años de sufrimiento de los nacionales que no podían reencontrarse. Los muertos que no pudieron ser llorados de cerca, los niños que no se conocieron, la cantidad de personas que han querido regresar para visitar a los suyos y no se lo han permitido y tampoco de los que pueden viajar y se les aplica una regulación migratoria.


Para todos es bien conocido que el régimen se defiende echando la culpa al “imperialismo”, con su lenguaje virtual y la manera descarada conque envuelve la mentira para que todos piensen que no pueden ver a sus familiares porque el presidente Trump no se los permite. Es por eso que siempre es necesario hacer un poco de historia.


Es posible que en breve estaremos en presencia de incidentes de cualquier tipo, provocados para inclinar la balanza del lado de la gerontocracia. Por eso es necesario que tanto los cubanos de dentro de la isla, como los del exilio, no le permitamos a la dictadura manipularnos a su antojo y dar una visión distorsionada de esta problemática —al igual que siempre— ante la opinión pública nacional e internacional. En nuestras manos está parar esta propaganda.




CARTA ABIERTA A LA UNIÓN EUROPEA

sábado, 6 de enero de 2018

Distinguidos Estados miembros:

Durante la visita efectuada a Cuba, los días 3 y 4 de enero de 2018, por parte de la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Excelentísima Señora Federica Mogherini; realizó declaraciones de carácter público que fueron recogidas con beneplácito por los medios de prensa oficiales cubanos, de las cuales se han seleccionado para divulgar, algunas expresiones que puedo asegurarles han molestado mucho al pueblo cubano.

Entre ellas, está lo que constituye una verdadera ofensa para los ciudadanos de nuestro país, en particular para los que han tenido que salir al exilio; los presos y ex presos políticos; los sometidos a hostigamiento por pensar diferente; los que van a prisión sin cometer algún delito, en algunos casos, solo por peligrosidad pre delictiva; los que no tienen un techo donde vivir, ni la esperanza de llegar a poseerlo y hasta los que han muerto en el mar tratando de emigrar. La señora Mogherini dijo: “El vínculo entre Cuba y Europa continúa cambiando, pero las aspiraciones y retos de ambos lados son similares. Ambas partes comparten principios como: la justicia, la libertad y la solidaridad”.

Respetamos la posición de la Unión Europea con relación al embargo, manifestada una y otra vez en la Organización de Naciones Unidas; pero además de la Alta Representante hacer constar que “Rechaza la política de bloqueo de Estados Unidos contra Cuba”, hubiera sido importante para nuestra sociedad que dejara claro también que: “Rechaza la política de bloqueo del régimen dictatorial cubano contra el pueblo sometido y condenado a vivir en la pobreza”.

Explicó: “Independientemente de los cambios de política en Washington el mensaje que traigo aquí es que la relación de la UE (con Cuba) es sólida, estable y confiable”. Al régimen le pareció poco el recado, y aprovechó la oportunidad para añadir una zancadilla: …“con la entrada en vigor del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (con carácter provisional) se dejaron atrás las políticas injerencistas que se inmiscuían en el ordenamiento interno del país”.

Se entiende que la Unión Europea pueda comerciar, tener acuerdos, apoyar cualquier programa en Cuba e incluso inyectar dinero, en estos difíciles momentos financieros de la dictadura; pero lo que no se puede comprender es que se reconozca de forma pública que en nuestro país existen los principios de la democracia, cuando se sabe –a la perfección- que estamos bajo un régimen totalitario, de partido único, para el cual el “socialismo” es la insuperable posibilidad de la sociedad.

Reclamo a los Estados miembros que se rectifiquen todas estas declaraciones y se respete al pueblo de Cuba que ni siquiera tiene voz para protestar.

Atentamente,

 

Martha Beatriz Roque Cabello

 

La Habana, 5 de enero de 2018

   

La crisis es tan escandalosa que al Gobierno no le ha quedado más remedio que reconocerla


Viernes, enero 5, 2018 | Martha Beatriz Roque Cabello | 4 comment count


LA HABANA, Cuba.- Algunos medios internacionales han explicado que Cuba cerró el año 2017 con dos grandes crisis: la financiera y la diplomática con los Estados Unidos de América; pero han pasado por alto otras situaciones que se pueden calificar de críticas dentro del país; baste recordar que hace más de una década atrás se mencionaban —de manera constante— las joyas de la corona “revolucionaria”: la educación, el deporte y la salud.


Los dos primeros sectores, educación y deportes, exhiben de manera pública su deterioro incluso en la arena internacional. Las aulas del nivel primario se han visto ocupadas por maestros improvisados, a los que dan por llamar “emergentes”, que no tienen ni formación pedagógica ni vocación, pero sí de forma general muy mal aspecto en la manera de vestirse y una vulgaridad extrema en la forma de expresarse, lo que ha hecho que continúe enfermándose la sociedad en lo que a moralidad se refiere. Por su parte los resultados deportivos internacionales muestran el desastre en que se ha convertido la formación de atletas en el país, tras la pérdida de una gran parte de las instalaciones que se crearon al efecto y la emigración de muchos de los deportistas.


Sin embargo, la esfera de la salud se mantiene ensalzada, mostrando cifras y “logros” que no se corresponden con la realidad que vive el cubano cuando hace uso del Sistema Nacional de Salud Pública. Se dice que “Cuba ha logrado no solo tener un sistema de salud universal y gratuito, sino alcanzar indicadores tan altos como los de naciones del Primer Mundo”.


La dictadura ha estado festejando que, por décimo año consecutivo, se tiene una tasa de mortalidad infantil por debajo de cinco por mil nacidos vivos. No obstante, en los datos mostrados por la Dirección de Registros Médicos y Estadísticas de Salud nada se dice del índice de fecundidad, porque es bien conocido que la mujer cubana no quiere parir, el número medio de hijos que tienen las generaciones que están en etapas reproductivas, cada vez es menor, debido a todos los problemas de índole social, económico y político que existen en el país.


El pasado año nacieron casi 115 mil niños, pero son 1 900 menos que en el 2016, que ya había reducido el número de partos con respecto al año anterior. La población cubana ha envejecido, lo que no contribuirá tampoco a que aumente el número de mujeres gestantes.


El ministro de Salud Pública (MINSAP), Roberto Morales Ojeda, quien es también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, significó el aumento de la actividad quirúrgica en el país e incluso planteó que el 14% de las cirugías se habían realizado utilizando técnicas mínimamente invasivas.


Lo que no explicó el alto dirigente fue que en los hospitales hay cerrados un número considerable de salones de operaciones por las malas condiciones en que se encuentran y las agonías que pasan los enfermos ingresados e incluso sus familiares, que les tienen que llevar sábanas, almohadas, toallas, ventiladores, cubos para recoger agua e incluso en algunos casos tienen que resolver los medicamentos. Eso sin contar que la comida del hospital está tan mal confeccionada que para muchos resulta imposible de ingerir.


Por los medios se anuncian las reparaciones de diferentes salas y locales en algunos hospitales, pero la voz popular cuenta la anécdota que el ministro antes mencionado fue a revisar una obra terminada en un hospital de la capital, en el municipio 10 de Octubre, en la Sala de Terapia Intensiva, y después de haber salido del lugar se cayó el techo. Algunos de los que lo acompañaban sintieron mucho que no le hubiera caído encima para que pudiera constatar la mala calidad con la que se repara.


El hecho de que haya una gran falta de medicinas y medicamentos, convierte para el régimen en “resultados significativos” el “lograr” producir más de 71 millones de unidades de productos naturales, para aplicar la medicina “tradicional” alternativa.


Las personas se quejan —en particular la población envejecida— no solo de la falta de medicamentos, sino también de las largas colas que hay que hacer que incluso rebasan las 6 horas. Los mecanismos administrativos son tan complejos, que la persona que despacha en la farmacia se demora mucho entre un cliente y otro, ya que tiene que realizar una cantidad de operaciones, entre ellas recibir certificados médicos, elaborar “tarjetones”, llevar el inventario, elaborar el vale y cobrar.


Para la mujer cubana promedio, es un problema incluso menstruar, porque las almohadillas sanitarias que se venden en la red de farmacias, de forma normada, no tienen la calidad requerida; sin embargo, la Empresa de Materiales Higiénico-Sanitario “Mathisa” produce almohadillas para las Tiendas Recaudadoras de Divisa, que tienen mejor calidad. Habría que aclarar que la organización de la venta en las farmacias, de estas “íntimas”, como las conoce la mujer cubana, exige buscar el nombre de las usuarias, en algunos casos en listados, en otros en enormes libros, que cualifican a la persona para poder comprar y además controlar en la libreta de abastecimientos de la cliente.


Los hechos delictivos vinculados a la venta de medicamentos son tan evidentes que el régimen se ha visto en la necesidad de hacerlos públicos. Se han elaborado medicamentos alterando las materias primas, como el metilfenidato, un psicoestimulante, y se comercializó al igual que si se tratara del legítimo, estando involucrados en esta inhumana operación dirigentes y trabajadores del laboratorio farmacéutico Reinaldo Gutiérrez, del municipio Boyeros. Los receptores en su mayoría fueron niños. Aquellos que tomaron este fármaco pusieron en riesgo su salud y los propios funcionarios del MINSAP han dicho que son imposibles de medir los desenlaces que ha tenido este lamentable suceso.


Entidades subordinadas a BioCubaFarma y al Ministerio de Salud Pública han permitido que se cometan delitos de venta de medicamentos en la bolsa negra, incluyendo los conocidos como “controlados”. De los almacenes se sustrajeron dos bultos valorados en unos 4300 pesos moneda nacional, producto de la falta de control y de las violaciones de lo establecido.


En esta cadena de ilegalidades están las farmacias que realizan ventas con precios alterados y sin prescripción facultativa. La Fiscalía General de la República informó que hay menores de edad vinculados a esos hechos. Incluso se detectó la venta de tramadol (analgésico de tipo opioide que alivia el dolor) en el municipio Guanabacoa que procedía de Guantánamo.


Algunas personas comentan que en las 67 naciones con las que Cuba tiene colaboración médica, debe estar una gran parte de los medicamentos que le faltan a nuestro pueblo. El Ministro de Salud Pública explicó en la recién finalizada Asamblea Nacional del Poder Popular que se encuentran en falta 49 medicamentos, de ellos 44 de producción nacional y 5 de importación.


Según el periódico Granma del pasado sábado 30 de diciembre de 2017, todo está tan bien, que se puede “brindar por la salud”, no obstante, es recomendable revisar el líquido con el que se realizará el brindis.


Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz