Content feed Comments Feed

La ministra de Justicia, María Esther Reus, ha decidido desde su oficina con aire acondicionado cómo debían realizarse las actividades de los Registros de base

 |  

Oficina de Registro Civil en Cuba (escambray.cu)

Oficina de Registro Civil en Cuba (escambray.cu)

LA HABANA, Cuba.- Si se llegase a celebrar el próximo VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en el mes de abril, el gobierno cubano ya tendría adelantado el tema de los lineamientos, pues han dado a conocer recientemente que, de los acordados en el pasado congreso, ha sido cumplidos solo el 21%.

No debió haber sido tarea fácil poder llegar a esta cifra, porque ninguno de estos lineamientos tiene acotada una fecha de ejecución. Sin embargo el hecho de conocer cómo ha sido el desempeño partidista entre un evento y otro, ya es un logro, porque en la celebración del V Congreso se olvidaron por completo de los acuerdos económicos tomados en el anterior y ni siquiera hicieron mención a ellos, quedaron guardados en cualquier gaveta.

Ejemplos como este permiten que se marquen estilos de trabajo para el resto de las organizaciones que pueden seguir el patrón de lo que hace –o deja de hacer- la entidad con mayor rango de dirección del país.

Ya en la era de Raúl Castro (quien, por suerte para los cubanos, no es de mucho hablar en público y menos improvisar) hubo un cambio con relación a la escuela de su hermano Fidel, que se pasaba horas parloteando, ofreciendo villas y castillas que nunca se vieron llegar.

El pueblo se acostumbró a esta forma de politiquería y la tuvo que aceptar sin remedio, aunque en el fondo supiera que eran mentiras para alimentar el ego del dictador.

La mayoría de los actuales dirigentes, al parecer, han estudiado en esta “universidad” y se han graduado con honores; es como si con una varita mágica se pudieran solucionar los problemas, que además acumulan años de creados y afectan al pueblo.

Un ejemplo bien reciente es la legislación referida al Sistema de Registros Públicos, que comenzó con el Decreto Ley 335/15 al cual se le añadieron tres resoluciones complementarias a la firma de la Ministra de Justicia. Estas son: resolución 249/15 Reglamento de la Ley del Registro del Estado Civil; resolución 250/15 Términos para la prestación del servicio notarial; y resolución 251/15 Funcionamiento y la prestación de los servicios de los Registros del Estado Civil.

Mucho antes de que Cuba fuera República, funcionaban los Registros Civiles. Todo lo que afectaba al estado civil de las personas se ponía en notas al margen de la inscripción de nacimiento, que quedaba registrada en enormes libros, en los que se escribía con una letra elegante.

Como es natural, el desarrollo trajo la máquina de escribir y también la computadora, pero allí estaban los ancianos libros dando su apoyo. En un momento comenzaron a escasear el papel carbón, los bolígrafos, los lápices tinta, y la consecuencia fue que se dejó de escribir la historia civil de cualquier ciudadano al margen de su inscripción de nacimiento.

Aquellos “escribanos” con bonitas letras de adorno se convirtieron en oficinistas con poca calificación y muchas faltas de ortografía. El sistema del Registro Civil cayó en crisis, porque no se invirtió en él para actualizarlo y modernizarlo.

La ministra de Justicia, María Esther Reus, decidió desde su oficina con aire acondicionado cómo debían realizarse las actividades de los Registros de base. A partir del 4 de enero de 2016 se suponía que se recibieran –desde el punto de vista social- las mejorías.

Sin embargo, el Noticiero de la Televisión Cubana mostró, en días recientes, el Registro del Estado Civil del municipio Cerro. Sus empleados se ven sufriendo mientras trabajan, el estado constructivo del inmueble es pésimo. Se caen los pedazos de techo, el local se filtra y ya no tienen dónde ubicar los viejos y pesados libros de Registro, que están destruidos de forma visible. Ni tan siquiera tienen asientos decentes donde las personas puedan sentarse a esperar la solución de los documentos que allí solicitan.

Los periodistas del noticiero pudieron haber visitado también el Registro Notarial que se encuentra ubicado en las calles Infanta y Valle, en esta capital, donde se guardan los protocolos de los notarios que se retiran, se van del país e incluso dejan de ejercer la profesión. Esta edificación está en un estado deplorable y también allí sus archivos se están perdiendo.

Hago referencia solamente a dos puntos en la capital, pero por todos es bien conocido que en el interior del país las cosas son aún más difíciles de resolver.

¿Cómo es posible pensar en digitalizar un servicio que se cae a pedazos? Legislar al respecto no es más que una forma de ganar tiempo, porque el problema no es llenar cuartillas, en primer lugar habría que conservar los libros de Registros y llevar a cabo inversiones que permitan recuperar el valor del sistema.

BOLSILLOS VACÍOS PARA EL TRABAJADOR CUBANO

viernes, 22 de enero de 2016


A pesar de que el gobierno alardea de un supuesto crecimiento de la economía

 | 

estudiante-dinero-bolsillos-vaciosLA HABANA, Cuba.- Al pago que recibe de forma periódica cualquier trabajador como retribución por cierta actividad productiva, se le denomina salario. Es lo que define la relación contractual de un empleador y un empleado. La remuneración salarial es uno de los aspectos que influye más directamente en la vida diaria de los empleados; para los dueños además de ser un elemento del costo, es un medio que permite motivar a los trabajadores. Sin embargo, para estos últimos representa el nivel de vida que pueden tener.

Con el supuesto fin de hacer cumplir estos postulados, el régimen puso en vigor la Resolución 17, de abril de 2014 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, también para eliminar restricciones administrativas y estimular el incremento de la productividad del trabajo a partir del pago por rendimiento. No obstante, durante el tiempo transcurrido no se han observado resultados positivos de la aplicación de este instrumento legislativo. Por el contrario, muchas quejas por parte de la clase obrera.

Habría que señalar algunas contradicciones con la realidad que se pueden constatar al revisar los Resuelvo de esta Resolución. Por ejemplo, el Quinto establece:

“Para la aplicación de las formas de pago por rendimiento deben cumplirse los requerimientos siguientes: a) organización del trabajo que garantice la utilización racional de la fuerza de trabajo; b) existencia de los registro del cumplimiento de los indicadores y de los resultados del trabajo y c) control de la calidad del trabajo realizado.”

Cualquiera que tenga un poco de conocimiento de lo que sucede en la economía cubana se puede percatar que nada de esto es factible en la mayoría de las empresas; porque precisamente lo que conlleva a la falta de productividad es el descontrol administrativo. A esto hay que adicionarle la falta de contabilidad, algo que en el lenguaje virtual del régimen han dado por llamar “contabilidad no confiable”.

Pero el colmo se legisla en el Resuelvo Noveno, que incluye la suspensión del sistema de pago si en una auditoría la entidad recibe la calificación de Deficiente o Malo. Y es que cada vez que la Contraloría General de la República emite un comunicado público sobre el final de cualquier comprobación a empresas estatales, los resultados son desastrosos, por encima del 80% de los que han sido auditados han sido calificados de Mal.

Este es el intríngulis que ha hecho de la Resolución algo impopular entre los trabajadores, porque, por el contrario de lo que se esperaba, los ha afectado económicamente. Solo por poner un ejemplo, se puede hacer mención de empleado del Sistema de Investigaciones y Proyectos, del cual se conoce que cobraba mensualmente unos 2350 pesos y en la actualidad, después de reestructurado el sistema de pago para implantar este proceso, percibe entre 225 y 250 pesos.

Al parecer, al firmar esta legislación a la ministra Margarita González Fernández se le olvidó que existen serios problemas a nivel nacional para cumplir los planes, por la falta de suministro de materias primas y materiales, rotura de equipos, inversiones que no maduran y el burocratismo entre otros elementos que hacen ineficiente el sistema empresarial y por consiguiente actúan en contra del pago por rendimiento.

No se puede aprobar una Resolución desde un buró, sin conocer lo que pasa en la base, las entidades no están preparadas para atemperar lo legislado, porque en cualquier empresa falta mucho desde el punto de vista organizativo.

Cabe entre otras cosas responsabilizar a los que dirigen el movimiento obrero, porque no tienen el interés ni el conocimiento de los asuntos económicos. Esto ha traído como consecuencia, según expresó el Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba, en el 98 Pleno de esta institución, que muchos trabajadores abandonen sus plazas, no solo por los bajos salarios, sino también por malas condiciones para el desempeño de sus funciones.

Aunque en la pasada reunión ordinaria del Consejo de Ministros, efectuada el 19 de diciembre de 2015, la Ministra del ramo defendió con vehemencia la letra de esta Resolución y aportó argumentos como que en el primer semestre de ese año la productividad del trabajo se incrementó en un 30% y el salario medio de los trabajadores ascendió a 696 pesos, en la práctica nadie ve esto en sus bolsillos y mucho menos en el incremento del nivel de vida y en las posibilidades de aumentar y mejorar la canasta familiar.

Por su parte, en esta misma reunión Raúl Castro convirtió el problema en una situación militar, cuando enfatizó que había que tener exactitud en el impacto de las medidas de carácter estratégico, porque el salario es estrategia.

Todo parece indicar que los economistas que han definido el salario, como por ejemplo Paul A. Samuelson (Premio Nobel de Economía en 1970) y William D Nordhaus, tienen que reestudiar sus efectos en el nivel de vida del pueblo para darle el “carácter estratégico” del que habla el dictador. Y es que de buenas intenciones está lleno el camino hacia el infierno. Entonces se sigue cumpliendo el refrán popular: “Yo me hago el que trabajo y tú te haces el que me pagas”.

2016: MÁS DE LO MISMO

lunes, 11 de enero de 2016

El inicio del año 2016 no trae aparejado alguna esperanza para el pueblo cubano

 |  


Vista aérea de Centro Habana (foto tomada de internet)

Vista aérea de Centro Habana (foto tomada de internet)

LA HABANA, Cuba.- El primer día de enero tuve una experiencia que quizás serviría para definir lo que pasará en el resto del año. Apenas me había despertado, a media mañana, sintonicé el canal Telesur, que pasa unos cintillos con noticias que muchos leen para actualizarse. De pronto, la locutora del noticiero –como primera información– dijo: “Los cubanos se han desbordado a las calles de la capital para celebrar el triunfo de la Revolución”. Entonces pensé que aún estaba dormida y que había perdido el concepto abstracto de lo real.

Sin embargo mi organismo no estaba en estado de reposo, sino en vigilia, con una buena respuesta ante los estímulos externos; por lo que decidí salir al balcón de mi apartamento, ubicado en el centro de la ciudad. Al igual que la noche del año viejo, había una gran calma, apenas alguien caminaba por la calle y el tránsito de vehículos automotor tendía a cero.

Entonces rebajé en mi interior el porciento de credibilidad que doy a lo que dice este canal televisivo que tiene accionistas de varios países donde gobierna la izquierda latinoamericana.

La realidad es que tanto la despedida del viejo año como el advenimiento del nuevo, estuvieron rodeados de una gran tristeza por parte del pueblo. Apenas hubo música en algunas casas y el espíritu de fe en lo venidero que rodea la fecha, no se hizo sentir. Se cumplió la tradición por algunas personas –incluyéndome– de tirar agua por los balcones; así como dar la vuelta a la manzana con una maleta, para pedir salir del país; pero también lanzaron muchas botellas, lo que se tornó en un peligro. A pesar de las advertencias oficiales se pudieron oír algunos tiros, aunque el ruido apenas duró unos cinco minutos.

Esta falta de entusiasmo se debe a lo que es de todos bien conocido: la situación económica en la isla es muy difícil. Hay grandes penurias a pesar que se ha anunciado oficialmente que el Producto Interno Bruto (PIB) creció en un 4%, lo que permitiría a cualquiera pensar que casi nadamos en la abundancia; sin embargo, no es así, y habría que añadir los problemas que vive el pueblo, agudizando cualquier estado de crisis desde el punto de vista monetario.

No hay dudas que los hacedores de políticas del régimen están colocados en una posición bien difícil.  Producto del encasillamiento –en lo que al sistema económico se refiere– las autoridades tienen enfrente un gran desafío, porque han estado recibiendo de vuelta señales mixtas y contradictorias sobre todo lo que sucede en la sociedad. Y aunque se hace muy difícil decidir las políticas a aplicar, su secuencia y en qué momento tomarlas, en una economía que requiere la liberalización para reproducirse han optado por mantener el mismo lenguaje arcaico de defender la soberanía y construir un socialismo próspero y sostenible que nunca llega.

Quizás lo más relevante que se pudo ver en la última Asamblea Nacional del Poder Popular, fue el pase de antorcha entre Raúl Castro y Marino Murillo, que hace pensar que el momento en que las cosas estén muy oscuras se le cortará la cabeza al Ministro de Economía y Planificación, igual que ha sucedido con otros dirigentes de la dictadura. Para algunos puede haber sido imperceptible, pero el General de Ejército le dijo a su súbdito algo así como que él estaría a su lado e inmediatamente el Ministro en su intervención le respondió –como una aclaración– “yo soy el que voy a estar al lado de usted”.

Algunos pueden darle una lectura de fidelidad a la respuesta. Otros, que han vivido las grandes “sacudidas de mata” que ha hecho la “Revolución” durante estos 57 años, consiguen pensar que “el zar de la economía” se estaba defendiendo de ser responsable de tamaño desastre y que es consciente de que en cualquier momento cae al piso; porque de lo que sí están claros los que reflexionan de una forma u otra, es que la culpa siempre caerá sobre alguien que no sea Raúl Castro.

Si bien es cierto que se ha planificado un 2% de incremento del PIB en el año 2016, también los balances materiales que presentó el Vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación no admiten el más mínimo fallo porque él mismo lo calificó de una meta muy tensa. Lo que se puede traducir en la posibilidad que se termine el suministro de petróleo venezolano o que no se puedan obtener los créditos necesarios para el financiamiento, ya que la balanza del comercio exterior es negativa, que implica que se importa más de lo que se exporta.

La apreciación del dólar ha traído efectos negativos en las exportaciones cubanas, pero dentro de la Isla no se han dado por enterados de esta variación en el precio de la moneda y mantienen el cambio oficial a 0,87 por peso convertible (CUC), si bien en el mercado negro ha subido de 0,95 a 0,98 e incluso los que quieren abandonar el país lo compran 1 por 1.

Está programado celebrar en el mes de abril el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, pero podría posponerse, porque sería escandaloso no revisar la ejecución de los lineamientos y poco han traído al desarrollo económico y mucho menos a la economía del hogar, por lo que cabría pensar que además de remover de su cargo al “autor intelectual” de estas políticas, podrían darse un tiempo para tener que analizarlas de forma pública.

El inicio del año 2016 no trae aparejado alguna esperanza para el pueblo cubano, ni siquiera un compromiso por parte de la gerontocracia que se empeñó en explicar que se requieren crecimientos más altos y continuos por varios años de los valores creados, para poder descifrar una mejoría. Aunque la consigna oficial sea que el pueblo cubano sabrá vencer cualquier reto, para los ciudadanos de a pie se convierte en el dicho popular: “la vida sigue igual, como dijo Julio Iglesias al salir del hospital”.

EL CUENTO DE "la buena pipa"

domingo, 3 de enero de 2016

Las sesiones de la Asamblea Nacional cubana hacen recordar el cuento infantil

 | 

Asamblea Nacional del Poder Popular (foto tomada de internet)

Asamblea Nacional del Poder Popular (foto tomada de internet)

LA HABANA, Cuba.- Durante las reuniones de las diez comisiones permanentes de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Sexto Período Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura, se mostraron por la Televisión Cubana algunas de las intervenciones que se hicieron sobre diversos temas, que pasan a la vista del cubano como una película que ya se proyectó y hace recordar aquel relato infantil que trata sobre lo que se repite una y otra vez: “El cuento de la Buena Pipa”. Solo bastaría analizar algunos de estos planteamientos que trascendieron al público para percatarse que no hay voluntad política para solucionar los problemas.

El ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo Jorge, en su intervención en la Comisión de Asuntos Económicos, ha informado que el PIB (Producto Interno Bruto) creció en un 4% durante el 2015. Como justificación a que nadie haya visto ese aumento de bienes y servicios –y mucho menos se lo haya sentido el bolsillo del cubano medio–, Murillo dijo que no era muy perceptible porque el año pasado solo había tenido un 1% de incremento. Como colofón señaló que todas las ramas de la economía crecían, aunque algunas como la agricultura no cumplieron sus planes.

Entre otras revelaciones que se hicieron sobre lo que se discutió en las reuniones de las comisiones, se pueden señalar algunas de las que han tenido eco en la población, como el grupo que estudia los problemas jurídicos, cuyo Presidente declaró que el sistema judicial tiene que conocer al pueblo para poder juzgar a cualquier acusado; no obstante, no se hizo referencia alguna a los cientos de ciudadanos que ingresan en las prisiones sólo por decisión del Jefe de Sector de su comunidad, sin haber cometido delito y que pueden llegar a cumplir hasta cuatro años de privación de libertad, por “peligrosidad predelictiva”. Se debió explicar que lo que necesita el poder judicial, en primera instancia, es ser independiente del Estado.

La Comisión de industria, construcción y energía, informó que para el año 2016 la mayor parte de la inversión se concentrará en el turismo.

Se adquirirán unos 400 ómnibus, con una planificación similar para producir este tipo de vehículos en Cuba, mientras se repararán unos 300. Pero estas cifras son risibles con relación a la necesidad de transporte urbano e interurbano que tiene el país; no solo en la capital, que es donde más se percibe, sino a nivel nacional.

Mientras tanto el cubano de a pie se mantiene además sin solución para sus problemas de vivienda.

Otras intervenciones se refirieron a los cuentapropistas, que no tienen dónde adquirir al por mayor sus materias primas. Se les ha amenazado varias veces para que cumplan con las estrechas leyes establecidas y no compren en el mercado subterráneo, como se hace de forma general. Pero es que si no lo hacen así, dados los precios que existen en el mercado minorista estatal –el único autorizado a proveer a los cuentapropistas–, se encarece la oferta y los pequeños propietarios dejan de ser competitivos.

También se emitió alguna información sobre la actual zafra azucarera. A los trabajadores del sector cañero se les debe nada menos que 95 millones de pesos, lo que influye negativamente en la eficiencia de la contienda; además que, como no llovió, la caña no recibió suficiente regadío y está en desfavorables condiciones, por lo que se ha planificado que los rendimientos van a ser bajos y solo habrá un 1% de crecimiento en la producción de azúcar con relación al año anterior. Además el comienzo de la zafra también fue malo, ya que el central Boris Luis Santa Coloma, que se daba como terminado y listo para moler, con sus pruebas hechas de forma satisfactoria, tuvo un fallo técnico que lo paralizó. Lo que no se pudo saber es de quién es la responsabilidad, aunque conociendo cómo se justifica todo, seguro fue el “bloqueo” imperialista.

Podrían hacerse numerosos señalamientos más sobre lo que se ha decidido publicar, pero no hay nada que se diferencie de lo hasta aquí expuesto. Solo llamar la atención de que el XII Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que sesionó con antelación a la Asamblea Nacional del Poder Popular, trató el tema de la “conceptualización” económica y social, una nueva acepción que se le ha dado a la palabra para decir que el Sistema Económico en el país no existe, que se dan golpes a ciegas para tratar de buscar soluciones momentáneas que aseguren en el presente “el poder”, porque ni siquiera pueden pensar en el futuro.

Desilusión y desesperanza son dos palabras que acompañan al cierre del año 2015 con respecto a lo que el porvenir le trae a los cubanos, y es que la dificultad más grande que existe es el sistema en sí mismo; el cual, por más que ha sido probado, no funciona.

EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD EN CUBA

domingo, 27 de diciembre de 2015


¿Lo habremos olvidado completamente?

 |  

cuba-navidad

(Foto tomada de internet)

LA HABANA, Cuba.- En la mayoría de los países del mundo en los que se practica el cristianismo, estos son días en los que existe un gran espíritu navideño. No es así en Cuba, aunque en estos momentos –y gracias a la visita del Papa Juan Pablo II a fines de los años 90– está permitida su celebración.

Al parecer, el espíritu navideño es burlón y no ha querido hacerse sentir. La situación social, económica y política es bien complicada en la Isla, y todos estos factores unidos hacen que no se haya visto mucho la intención de celebración familiar que trae aparejada esta época. Aunque sí se puede destacar que han aumentado los asaltos callejeros y los robos en las casas.

Personajes tan legendarios como Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás, han sido prácticamente borrados de un solo plumazo de la historia de las celebraciones en el país; aunque se mantiene un poco el día de la Epifanía del Señor, conocido como Los Reyes Magos.

Todo se complica por el nivel económico tan bajo que tiene nuestra sociedad, si se compara con los precios de los productos en las tiendas en divisa; por ejemplo, una bicicleta cuesta casi 10 veces el salario mensual promedio, de unos 20 CUC (equivalentes a dólares), y en general todos los juguetes son caros. Las familias no pueden darse el lujo de gastar sus recursos económicos en adquirirlos, porque fuera de sus posibilidades ya están artículos de primera necesidad como la comida, la ropa o los zapatos para los niños.

El resultado, para los más chicos, que deberían reflejar ese espíritu navideño, es la recepción de las angustias que le trasladan los padres, quienes no pueden satisfacer sus necesidades infantiles.

Recuerdo que en la década de los años 50 del siglo pasado, para los niños era un paseo salir de noche a ver las tiendas, adornadas en esta época con alegorías navideñas y muchas luces y colores. Tras los cristales se exhibían los juguetes que luego los niños se encargarían de pedir en una carta a Melchor, Gaspar y Baltazar, los tres Reyes Magos. Y pienso que los tiempos cambian, pero estas ilusiones infantiles mantenían a los niños dentro de sus edades, lo que hoy es muy difícil de encontrar por el adoctrinamiento en las escuelas y la falta de autoridad de la familia sobre la formación social de los infantes.

Tampoco es tan usual, en la actualidad, ver en las casas los arbolitos de Navidad con sus correspondientes adornos y luces. El costo es imposible, por ser en divisas y sumamente elevado. Cualquier adorno de este tipo de un metro y medio de alto merodea los 100 CUC; sin contar con que también son caras las bolas, las guirnaldas o cualquier otro tipo de aditamento que quiera ponérsele.

Poco recuerda nuestra sociedad del Día de los Inocentes, el 28 de diciembre, fecha en la que antes se solían gastar bromas –en particular verbales– en las que al final, cuando la persona caía en la trampa, se le decía: “Inocente”.

Durante estos 57 años de dictadura, se han perdido numerosas tradiciones en el país, sobre todo aquellas culturales que se trasladaban de generación en generación; sin dejar de contar las que el propio régimen ha suspendido por considerarlas en contra de su formación ideológica.

Sin embargo, los cubanos en el exilio sienten gran nostalgia por sus familiares en la isla, cuando alrededor del 24 de diciembre, un día de reunión doméstica, se comían platos muy del cubano: frijoles negros y arroz, yuca, carne de puerco, ensaladas y el postre casero, secreto de la abuela, que iba desde buñuelos hasta un flan de calabaza.

Aunque la Iglesia Católica ha ganado algunos espacios en el país, en mi opinión, gracias a concesiones hechas al régimen para tenerlo contento, todavía no es muy usual la liturgia pascual conocida como Misa de Gallo, que se celebra en la medianoche antes de Navidad y es que aunque se recuperó el 25 de diciembre como día feriado no se ha podido recobrar el espíritu navideño. Por el contrario, el pueblo está lleno de tristeza.


El régimen ha organizado una actividad paralela alrededor del lugar

 |  



En primera fila miembros de la Junta Directiva de las Damas de Blanco (foto del autor)

LA HABANA, Cuba.- La sede de la organización opositora Damas de Blanco, ubicada en Lawton, ha sido sitiada por grupos afines al gobierno cubano con motivo del “Té Mensual” que las activistas habían convocado para hoy.

El gobierno cubano organizó una actividad paralela en las inmediaciones de la sede de las Damas, una práctica habitual para ejercer la represión contra disidentes e impedirles desarrollar su activismo.

En tanto, dos mujeres de Artemisa pertenecientes a la organización, llamadas Mayelin Santiesteban y Mirta Ricardo, fueron bajadas del ómnibus en el que se dirigían a La Habana para participar en el “Té Mensual”. A Mayelin Peña, de Mayabeque, no le permiten siquiera salir de su casa.

Hasta el momento, a la sede de Lawton han logrado llegar unas 25 Damas de Blanco.

El fotógrafo Claudio Fuentes salió de su casa a participar en la actividad pero jamás llegó a su destino. En este momento se encuentra desaparecido.

Hoy también se celebraba el juicio a Ariel y Ricardo González Sendiña, hijos de la Lázara Bárbara Sendiña, miembro del ejecutivo de las Damas de Blanco. A los jóvenes se les acusa de un supuesto delito de sacrificio de ganado mayor. Según Lázara Bárbara, hasta el momento no se ha presentado prueba alguna contra los acusados.

También se supo que la activista fue sacada del tribunal donde se celebraba el juicio a los familiares y llevada en un auto patrulla a paradero aún desconocido. Asimismo habrían arrestado a algunos parientes de los acusados durante el juicio de hoy.

El esposo de la activista, Hugo Damián Prieto (frente de resistencia cívica) ya había sido encarcelado antes. La acción contra los hijos de la Dama de Blanco podría ser una estrategia para separar a Lázara Bárbara del activismo de las Damas definitivamente.


La versión castrista del documento ha sido concebida para imposibilitar el diálogo

 |  


Eleanor Roosevelt declaracion universal de los Derechos Humanos

Eleanor Roosevelt con la Declaración Universal de los Derechos Humanos (foto tomada de internet)



LA HABANA, Cuba.- Hasta hace unos pocos años atrás, el 10 de diciembre pasaba en Cuba por debajo de la mesa, como se dice en el lenguaje popular, pero en la actualidad los medios de prensa del país recogen diferentes actividades de esta fecha. Ninguna de ellas contestataria, claro está.

Lo más interesante de esta novedad es el enfoque –se puede decir virtual– que le da el régimen a lo que significan los derechos humanos, que dista de ser parecido a los 30 artículos de carácter civil, político, social, económico y cultural, que componen la Declaración Universal suscrita por la Asamblea General de la ONU en 1948. Todo parece indicar que han reescrito este documento histórico.

El Noticiero Nacional de Televisión de las ocho de la noche, conocido como “El Estelar”, mostró un trabajo periodístico –en ocasión de la fecha– que hacía referencia a niños con problemas visuales y la atención que reciben desde el punto de vista educacional y médico, exponiéndose que la educación y la salud son los derechos humanos que defiende “Cuba”; como si no fuera una obligación del régimen brindar ambos servicios que tiene totalmente monopolizados.

Pero lo mismo repitió el periódico Granma, en una entrevista al Fiscal General de la República, Darío Delgado Cura, quien respondió a una pregunta sobre el particular: “baste destacar al menos tres grandes conquistas: el acceso universal a la educación, las potencialidades del sistema de salud pública y la seguridad ciudadana”.

Al día siguiente, el 11 de diciembre, de igual forma el Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba publicó una noticia sobre la celebración de la efemérides por parte de las féminas, en la sede de la la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU). El régimen considera la ACNU como la plataforma que reúne a las organizaciones de la sociedad civil en la isla.

En el panel se comentó sobre las diversas leyes, medidas legislativas, judiciales, así como programas sociales dirigidos a la mujer, y como es natural, a defender sus derechos humanos.

También tuvo su aporte la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que declaró en la sesión plenaria de la Asamblea General de la ONU, en saludo al 20 aniversario de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, a la pobreza y el hambre como las peores violaciones de los derechos humanos.

Cuando se tiene la costumbre de seguir los acontecimientos que detalla la prensa cubana, en cualquiera de sus modalidades, hay que hacer un gran esfuerzo asimilativo, si se conoce lo que en realidad sucede en el país, en particular con la oposición interna.

Aunque el preámbulo que precede este documento legal no forma parte de los 30 artículos que lo integran –considerados básicos– ni es obligatorio su cumplimiento según se acepta, sí se emplea para el análisis e interpretación de las intenciones de la Carta. Por lo tanto constituye una importante fuente hermenéutica y de síntesis; en particular porque también fue redactado al final, cuando ya eran conocidos todos los derechos que serían incluidos en el texto definitivo.

Es por eso que cuando en el preámbulo se dice que se considera esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión, le da la razón a los que disienten para que traten al menos de manifestar su desacuerdo con la dictadura.

Sin dudas, a pesar de lo que declaró el Fiscal General de la República, los que se oponen al régimen no son parte de la protección de los derechos humanos que dicen apreciar y mucho menos de lo que han dado por llamar la “esencia” misma de la Revolución, a no ser que sea una esencia muy barata y cuando se destapa se evapora.

Siempre le es socorrida a todos los “dirigentes totalitarios” la frase de José Martí: “Yo quiero que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”. Pero cómo se puede pensar que esto se cumple si utilizan la bandera, nuestra enseña nacional, como pantalla para tapar de las cámaras de los que filman el momento en que se arresta un disidente, e incluso se la restriegan por la cara.

Cuando expresan que: “La obra de la Revolución está impregnada de profundo humanismo y preocupación porque a cada persona se le respeten todos sus derechos”, solo se entiende si se añadiera que para el régimen los disidentes no son personas, solo cadáveres sociales; que fueron muertos y enterrados por pensar diferente y oponerse a la desvergüenza que ha resultado la mal llamada Revolución.

Para la dictadura que detenta el poder en Cuba existe una nueva versión de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que ha sido concebida con el objetivo de imposibilitar el diálogo con todo el que quiere hablar sobre el tema; ejemplo de ello son la Unión Europea y los Estados Unidos de América, los que no han conseguido ningún adelanto sobre el particular.

Las 11 Damas de Blanco que consiguieron llegar el pasado 10 de diciembre a una convocatoria que se hizo para asistir a la calle 23 y L en el Vedado, donde está ubicada la heladería Coppelia, solo querían demostrar que apoyan lo que se acordó por los países firmantes de la Declaración. Allí las esperaban las “turbas” que el régimen llama “pueblo enardecido”, pero también estaban extranjeros y periodistas de diferentes agencias de prensa acreditadas en Cuba, los que pudieron filmar y poner a consideración del mundo cómo se vela en la isla por los Derechos Humanos.


La burocracia es un mal que se complica con la cantidad de regulaciones establecidas

 | 

tramites-vivienda-cuba

(Foto tomada de internet)

LA HABANA, Cuba.- La Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba sesiona de forma bianual y entre cada una de estas reuniones se producen innumerables documentos normativos; tantos, que les resulta difícil de controlar hasta a los que tienen a su cargo hacer cumplir la ley, porque llega un momento en que no se sabe cuál está en vigor.

Un ejemplo bastante gráfico son las disposiciones vinculadas a la vivienda. En el año 1988 se aprobó la Ley No.65 “Ley General de la Vivienda”, que quedó modificada por el Decreto Ley No.322 de 2014. En particular haré referencia a la parte concebida para controlar el régimen jurídico de las viviendas vinculadas y medios básicos; pero cada especificación dentro de la Ley crea sus propias normativas.

Para asegurar la actuación uniforme de los organismos de la Administración Central del Estado en cuanto a la asignación, declaración, contratación y cese de dichas viviendas, el Ministerio de la Construcción aprobó mediante la Resolución V-002/14, el Reglamento de Viviendas Vinculadas y Medios Básicos.

Todo parece indicar, que aún se quedaron cortos los que legislaron y se hizo necesario aprobar por esta misma instancia la Instrucción No.1/2015 “Sobre la Aplicación del Reglamento de Viviendas Vinculadas y Medios Básicos”, que salió publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria No.21.

Después del antes mencionado recorrido de documentos jurídicos, es en este último y a estas alturas que se establece que cada vivienda declarada como vinculada o medio básico se contabilice como activo fijo tangible. Que es casi lo mismo que decir que, hasta ese momento, nadie se preocupó porque estas posesiones estatales estuvieran registradas en libros. Habría que añadir que con la contabilidad “confiable o no”, que se ha creado en el “sistema económico”, resulta bien difícil el control de los medios básicos; además la instrucción no hace referencia a la depreciación acumulada; quizás sea regulada en el siguiente documento jurídico que se emita.

Queda como una posibilidad el hecho de que algunos de los inquilinos de estos inmuebles hayan emprendido en ellos negocios por cuenta propia, porque se estipula que la máxima autoridad de cada entidad garantizará que se cumpla lo establecido en el contrato de arrendamiento en cuanto al uso indebido del inmueble en actividades que la ley solo autoriza a los propietarios.

También les advierten a los usuarios que las acciones constructivas que requieran licencia de construcción, serán garantizadas por la entidad proveedora y conllevan a la actualización del precio legal y la modificación de las cuotas mensuales que deben pagar los que ocupan las viviendas. Lo que permite al usufructuario de cualquier inmueble pensar que nunca va a ser reparado, ya que es política general del régimen no dar mantenimiento, lo que ha traído como consecuencias el alto nivel de deterioro que tienen las edificaciones en el país.

Para los que habían cometido ilegalidades con las viviendas vinculadas –que al parecer fueron bastantes–, como no se exigía que estuvieran registradas en libro, hubo una oportunidad de escape. El Reglamento concibió la posibilidad de limpiar el desastre al poder depurar el fondo de vivienda, para lo cual dio como fecha de ejecución del 5 de enero al 5 de julio de 2015 y solo exigió la certificación de las conclusiones.

La Instrucción dedica un capítulo completo a algo novedoso: “Las comunidades vinculadas”. A pesar de las necesidades de viviendas que tiene el pueblo cubano, se le permite a cualquier jefe de órgano, organismo y entidad nacional, la creación de comunidades vinculadas. Solo tendrá que presentar una solicitud donde se plantee el interés de la producción, servicio o defensa del área donde va a estar enclavada la comunidad, como es lógico llevará la propuesta del nombre para su identificación.

La parte que corresponde a los inquilinas de las viviendas y sus obligaciones que quedó establecida en el Reglamento, en el artículo 18; especifica que incluye entre los casos de no ocupación la salida definitiva del país (término que en estos momentos no se utiliza), la separación del centro de trabajo; en ambos casos se rescinde el contrato. Si en la vivienda quedan ocupantes, se realizan las acciones legales para liberar el inmueble y su asignación a otro trabajador. Lo que se traduce a: se realizarán desalojos, en el lenguaje virtual “extracciones” y todo el mundo a vivir en la calle.

Como se ha tratado de explicar, las regulaciones oficiales corren una tras otra, para poder normar “todo”, que es algo propio del régimen totalitario: que no se quede nada sin controlar. Un famoso programa de la televisión de algunos años atrás utilizaba un personaje que era una especie de “sheriff” que tenía una muletilla burlesca que definía muy bien esta característica: “Que nadie toque nada, solo yo puedo tocar”.

Sin querer hacer de lo que aquí se explica una generalización válida, ya que no concurren todos los elementos necesarios, sí se puede afirmar, porque la vida del cubano de a pie así lo garantiza, que la burocracia es un mal de la longeva administración, que se complica con la cantidad tan grande de regulaciones establecidas que hacen muy difícil la solución de los problemas más pequeños de la sociedad.


ETECSA es un monopolio de Estado al servicio de la policía

 | 

Los usuarios hacen cola afuera de una oficina comercial de ETECSA (foto de archivo)

Los usuarios hacen cola afuera de una oficina comercial de ETECSA (foto de archivo)

LA HABANA, Cuba – Nuestro país tiene algunos records de desarrollo internacional que han quedado marcados en la historia. Por ejemplo, la primera conversación telefónica en español se realizó en La Habana, en octubre de 1877, apenas siete meses después de que le fuera otorgada la patente de su teléfono a Alexander Graham Bell.

Más de un siglo después, en 1994, la telefonía en Cuba comenzó a estar en manos de una nueva entidad monopólica del Estado,  ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.) cuyas siglas algunos parodian como “Estamos Tratando de Establecer Comunicación Sin Apuro”.

No se puede negar que después del derrumbe del Bloque Socialista en Europa Occidental, esta empresa, conjuntamente con la italiana STET, dio un importante paso en cuanto a la organización y puesta en funcionamiento de una nueva infraestructura en los servicios telefónicos; en particular modernizando la obsoleta red de transmisión nacional, con la construcción de un sistema de fibra óptica hasta lograr la digitalización total. De igual forma un cable que procedió de Venezuela y llegó a Santiago de Cuba a inicios del año 2011, tenía el objetivo de aumentar la velocidad de conexión a Internet, pero esto nunca lo ha podido disfrutar plenamente la sociedad, porque los servicios a la red de redes son muy limitados y extremadamente caros para el cubano de a pie.

También ha ayudado en las comunicaciones la telefonía alternativa, basada en la tecnología de los celulares, que ha permitido que numerosos pobladores que son vecinos de lugares intrincados, puedan disfrutar de ese servicio, aunque aún no hay recepción de la señal en todas las zonas del país.

Estos aspectos positivos que se han alcanzado no llegan a suplir las necesidades de todos, desde el punto de vista social, y mucho menos se pueden comparar con el desarrollo que tiene la telefonía en el mundo. Uno de los principales factores que afectan a la población para el uso de los servicios que hasta el momento se brindan es el costo.

Por ejemplo, si usted quiere disfrutar de un identificador de llamadas, conocido como “call-ID”, en el teléfono fijo de su casa, primero tiene que comprar un equipo para ello, que solo se vende en moneda libremente convertible (CUC, equivalente al dólar) y después tendría que abonar mensualmente 1 CUC, equivalente a 25 pesos, para poder hacer uso de este servicio.

Lo mismo ocurre con los teléfonos celulares: el equipo como tal se vende en CUC y la línea también; y a pesar de que se han rebajado los precios comparado con los inicios, aún es inaccesible el servicio para una gran parte de la población. Además, incluso la recarga de la línea, para poder utilizarla debe hacerse en divisa.

Como si fuera poco, se han proporcionado “facilidades” que también cuestan a los usuarios, como es la transferencia de saldos entre teléfonos, que solo se puede realizar una en 24 horas y que además cuesta 30 centavos de CUC por cada operación de trasladar el dinero propio.

Aunque todo esto molesta a los que compran los servicios de ETECSA, lo peor está en que el Estado, dueño y señor de todo, utiliza la empresa para reprimir no solo a los opositores sino al pueblo en general, lo cual no esconden para nada, ya que son capaces de divulgar por los medios televisivos cualquier conversación de las que hayan grabado, hasta la del ex presidente de México, Vicente Fox Quesada, con Fidel Castro.

Todos los opositores conocemos que las conversaciones telefónicas “siempre” son entre tres personas, porque la policía política oye y graba todo lo que se habla por los teléfonos fijos y celulares. Además tiene las condiciones creadas para suspender –cuando así lo estime– el servicio en ambos tipos de telefonía. Y cabría hacer una encuesta entre los opositores para conocer cuántos teléfonos celulares ha incautado la policía política en uno que otro arresto a cualquier activista, además de los que ha roto y dejado inservibles.

De igual forma se hackean las cuentas de correo electrónico y el acceso a internet. Se mantiene un control tan estricto sobre Nauta –la red de correos electrónicos nacionales–, que ha hecho que este servicio de mensajería haya colapsado en más de una ocasión desde que se instauró. Las fallas han debido ser reconocidas públicamente por el régimen.

Esta sociedad –que quieren mantener cerrada– no va a tener acceso masivo a internet mientras el régimen pueda seguir poniendo pretextos, porque la información es un apoyo fundamental del desarrollo y los cambios de todo tipo, y eso no juega con los planes que tiene la dictadura de estancamiento social para mantenerse en el poder.

El colmo del irrespeto con los usuarios ha llegado en estos días, cuando por motivos de la multitud que se congregó en la Embajada de Ecuador en la Habana, suspendió a un número considerable de opositores el envío de mensajes cortos SMS con el fin de que no se divulgara la verdadera situación existente.

Cuando empresas americanas como Sprint o Verizon Wireless toman iniciativas de negocios con Cuba, para que sus usuarios puedan utilizar los teléfonos de sus respectivas compañías en la isla, deberían conocer que desde el mismo momento en que pisen tierra cubana, sus teléfonos estarán pinchados por la policía política. Para ello cuentan con un ejército de estudiantes y graduados de la Universidad de Ciencias Informáticas, como todos conocen creada bajo los propósitos de la “Batalla de Ideas”.

El régimen cubano ha sido siempre tan represivo que se ha convertido en un hábito que casi pasa sin llamar la atención

 | 


Represión en Cuba (foto tomada de Internet)

LA HABANA, Cuba.- El régimen ha sido siempre tan represivo que se ha convertido en un hábito que casi pasa sin llamar la atención. La represión política en Cuba está institucionalizada, ha contenido y castigado las actuaciones de los disidentes, negándoles e impidiéndoles el ejercicio de los derechos y libertades, tanto de expresión como de reunión, manifestación y asociación.

También ha acompañado estos actos con violencia, sin importar que sea contra hombres o mujeres, jóvenes o personas de la tercera edad. Se las ha agenciado para que la fuerza del ejemplo de quienes sufren este tipo de hostigamiento, traslade temor al resto de la sociedad y se censure a sí misma en el ejercicio de las libertades. De esta forma para los que se atreven a expresar sus criterios y para los que no, quedan anuladas las prerrogativas de practicar cualquiera de estas acciones; excepto para los que están en el poder y para aquellos en cuyo beneficio se realiza la represión.

Los tribunales establecen jurisprudencia en la represión, y los que se oponen pueden ser reos de cualquier delito, en la mayoría de los casos inventado por los oficiales de la policía política. Las Brigadas de Respuestas Rápida, que se pueden ver como una organización paramilitar, son de igual forma un instrumento represivo, que puede ser activado, sin ninguna dificultad, dado el control que tienen las fuerzas de la Seguridad del Estado sobre la población y en particular de aquellos que han cometido delitos.

A pesar de las conversaciones con la Unión Europea y del restablecimiento de relaciones con los Estados Unidos de América, el tema de los derechos humanos sigue sin tener solución, no se ha suavizado para nada la acción represora, y las actividades de oposición a la dictadura no han dejado de producir detenciones, palizas, torturas sicológicas, condenas de cárcel y exclusiones de la vida pública que podían considerarse como muertes civiles.

La memoria histórica cuenta por miles los presos que han pasado por las mazmorras castristas, los actos de repudio, las golpizas, las difamaciones y las mentiras que ha dicho el régimen con respecto a los juicios y a las detenciones.

Pero no se ha detenido la historia, todo sigue igual, o quizás peor. Prueba de ello son los números que muestra la campaña “Todos Marchamos” que comenzó en el mes de abril. No se trata de estar a favor o en contra de lo que están haciendo, puede considerarse una pérdida de tiempo por algunos y por otros el principio del fin; pero lo que no tiene lugar a dudas es que durante los 31 domingos que se ha llevado a cabo esta actividad opositora, la represión ha dejado un saldo alto de arrestos, prisiones, golpizas y la muestra del protagonismo de lo más vulgar de la sociedad cubana, participando con consignas, palabras obscenas y mucho odio en contra de los disidentes.

El 19 de abril pasado, comenzaron a tratarse de desarrollar estas marchas, sin contar los días dedicados a las madres y los padres, se han producido arrestos semanales que comenzaron a incrementarse. En un principio liberaban a los disidentes después de 6 ó 7 horas de arresto, pero la situación fue cambiando y en este momento algunos quedan sin regresar a sus casas hasta el día siguiente. Se pasó por la etapa de dejarlos tirados en cualquier punto lejos de sus domicilios, y en algunas ocasiones, no importaba que fuera mujer o hombre, los trasladan a lugares distantes, apartados, dejándolos allí a merced de alguien que los amparara; a algunos aún le aplican esta variante.

Los arrestos con brutalidad policial han ido en aumento. Como si fuera poco, atacan a los familiares de diversas formas, incluyendo la prisión, tratando de fracturar la voluntad política de los opositores.

Al convertirse en algo rutinario, ha dejado de ser noticia el número de disidentes que arrestan cada domingo, lo que deja al régimen a su libre albedrío, tal y como le gusta estar. Pero el incremento represivo sin límites podría cobrar la vida de cualquier opositor. Es necesario que esto se tenga en cuenta, porque, cuando alguno de los actuales “amigos” de la gerontocracia saca a colación el tema de los derechos humanos, los títeres interlocutores que representan a los que detentan el poder tienen siempre en la punta de la lengua una respuesta acusatoria, solo para revertir la situación y virar la atención hacia otro problema. Esa ha sido siempre la táctica.

La dictadura no quiere permitir ningún tipo de posibilidad que se movilicen las masas contra ella, y mucho menos que la oposición sea la punta de lanza que lo lleve a cabo. Por su parte, los que están al frente de esta campaña aseguran que no van a dejarla hasta que liberen a todos los presos políticos.

NAT GEO Y LAS FALACIAS TELEVISADAS SOBRE CUBA

domingo, 22 de noviembre de 2015

Se vuelven comunes los productos tergiversados, lejanos de la realidad social, económica y política que viven los cubanos

 | 

Trompetista en la plaza de la Catedral de La Habana (foto tomada de Internet)


LA HABANA, Cuba.- Después del sorpresivo 17 de diciembre del pasado año, Cuba se ha convertido en un lugar para explorar; algunos mandatarios, ministros de relaciones exteriores y parlamentarios de diferentes países han dado sus vueltas por la antes “prohibida” isla del Caribe.

Pero también se ha destapado la curiosidad por parte de los documentalistas, que comienzan a poder hacer su trabajo dentro del país. Al contactar con los medios oficiales para canalizar su visita,  en su mayoría logran un producto bastante tergiversado y lejos de la realidad social, económica y política que viven los cubanos.

El más reciente de estos audiovisuales pertenece a la serie “Islands”, de Planeta Nat Geo (perteneciente al canal de cable National Geographic), originalmente lanzada en 2011, pero actualizada en el presente año tras el anuncio del deshielo entre Cuba y Estados Unidos. Está dedicado a explorar la vida en la Isla, donde, según los guionistas, el tiempo parece haberse detenido.

Desde su inicio se muestra un mural en el que aparecen rostros de Che, Camilo y Mella. El narrador comenta “lo orgullosos que están (los cubanos) de su independencia”.

Luego continúa con una explicación contradictoria, achacando la relevancia del país a nivel internacional a los autos antiguos, los puros, la música salsa y el ron. No toma en cuenta este discurso que lo más notorio en la isla es la dictadura de 56 años que tiene secuestrada las libertades del pueblo y que viola los derechos humanos de todos los cubanos. Esto sí habría explicado lo que luego manifiesta el narrador sobre Fidel Castro, de quien dice convirtió a Cuba en el enemigo político del mundo capitalista y que desde que llegó al poder se ha enfrentado a una gran oposición internacional.

Sin embargo se le olvidó al narrador mencionar que existe una oposición interna, con la que la dictadura quiso acabar desde el principio, enviando hacia el exilio a sus primeros presos políticos, que conforman el presidio histórico; pero que se ha mantenido activa y está representada por los grupos disidentes.

Se hace casi inadmisible tener que oír en el material que Fidel Castro se mantuvo fiel a su causa, pero que hoy el régimen comunista está en una encrucijada y promete forjar un futuro mejor para el pueblo de Cuba, esforzándose como nunca lo había hecho antes, al escuchar las necesidades y los deseos de los isleños a enfrentarse al mundo exterior.

Para los productores del filme, Fidel Castro en las calles es aún un héroe de culto; como si los afiches, fotos y letreros que aparecen en todo el país, fuera el pueblo quien los colgara y no el Departamento de Orientación Revolucionaria (DOR) del Comité Central del Partido Comunista.

Sin dejar dudas de quién dirige en estos momentos, plantean que es Raúl Castro el encargado de llevar a Cuba por un camino socialista; no obstante, hacen una reflexión económica que da la idea de lo poco que saben de la realidad de nuestra sociedad: “Pero un país donde el Estado subsidia mucho de lo básico para vivir, ¿puede Cuba permitirse el cambio?”

Habría explicarles que solo el impuesto de circulación de los artículos y servicios estatales sobrepasa con creces el ingreso que pueden dejar de obtener por los pocos productos que se venden en estos momentos por la libreta de racionamiento, además de los míseros salarios que cobran los trabajadores en una moneda devaluada.

Al parecer el guionista sintió el estruendo de algún edificio cayendo, porque plantea que La Habana es una de las ciudades más vibrantes del mundo. “Es una ciudad llena de encantos y de sorpresas”. Casi suena como una burla a los capitalinos, que se tienen que mover por un territorio que parece bombardeado.

También afirman los realizadores que, aunque el capitalismo en la isla sigue siendo una mala palabra, hay rasgos de él por todas partes. El hecho de que Cuba se esté abriendo al mundo exterior la convierte en un país contradictorio; lo que pasa que el mundo exterior, para los cubanos, es el exilio.

Por si fuera poco el narrador, después de avistar una mujer de la raza negra moviéndose con un bastón, agrega que los cubanos al parecer siempre están bailando, amén de luchar para sobrevivir a los esfuerzos extranjeros para socavar el régimen comunista.

La tapa al pomo, como decimos los cubanos, fue la afirmación de que, después de la Revolución, Estados Unidos impuso un fuerte embargo contra la Isla, sin explicar siquiera que al tomar el poder le incautaron los bienes a todos los inversionistas americanos que estaban instalados en Cuba.

He descrito sólo los primeros seis minutos del programa. El resto del tiempo está dedicado a cuentos de hadas sobre la Escuela Nacional de Ballet; las maravillas de la medicina “tradicional” a través de las plantas; las soluciones al desabastecimiento a través de los organopónicos; la asistencia a la playa de Varadero de los “nuevos ricos”, definidos como personas a las que familiares en Estados Unidos de América, les envían remesas; el sincretismo religioso en las calles, los babalaos y las cartománticas y hasta el reguetón y el grupo “Cola Loca”, que según plantean está prohibido por el régimen.

Después de ver este documental uno podría decir que se ha borrado la historia de Cuba de un solo planazo. El nivel de desinformación es tan grande, que convierte a la isla en un lugar idóneo para vivir. Casi seguro que los realizadores se hospedaron en algún hotel 5 estrellas y tuvieron todo el tiempo un gentil asesoramiento oficial.

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Cargando...

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz