Content feed Comments Feed

LAS DOS MARIELAS

sábado, 18 de febrero de 2017

A la de esta historia dieron su nombre en honor a la hija del General

 |  

LA HABANA, Cuba.- La historia que quiero relatar tiene dos partes, una es verídica y la otra es ficción. La real es un hecho en el que me vinculé en el mercado de Carlos III mientras hacía cola para adquirir yogur, uno de los muchos productos deficitarios que hay en el país —a pesar de que se vende en divisas—, en este caso con un precio de 70 centavos de CUC la bolsa, si bien hay otros que se comercializan en diferentes envases que pueden alcanzar hasta 5 CUC.

Delante de mí, durante el tiempo de espera, había una joven de unos treinta y tantos años, pero se veía bien maltratada por la vida. Tenía el dinero en la mano, una parte en monedas de 5 y 10 centavos de CUC, y un billete de 5 pesos moneda nacional —como se sabe, en las tiendas se puede pagar en las dos monedas—. De pronto se le cayó al piso una pieza de 10 centavos; pero para su infortunio rodó hacia abajo de una de las vidrieras y aunque la mujer hizo mucho esfuerzo por cogerla no pudo.

Se viró hacia mí y me dijo: “se queda detrás de ella”, señalándome la persona que tenía delante. Yo le pregunté: “¿Usted se va?” y respondió: “Sí, tenía el dinero exacto y comiendo m…. se me cayó una moneda de 10 centavos debajo de esa vidriera”. Sin pensarlo dos veces le dije: “No, no se vaya. Tome los 10 centavos”.

Ella los aceptó con una gran cara de felicidad y me dijo: “No sabe cuánto se lo agradezco, porque tengo la niña mayor enferma y no quiere comer nada”.

A partir de ese momento, con esa facilidad que tiene el cubano para establecer una comunicación con otra persona, aunque sea desconocida, estuvimos por más de 30 minutos —lo que duró la cola— conversando.

Me explicó que trabajaba de auxiliar pedagógica en una escuela primaria, pero que muchas veces tenía que hacer de maestra porque faltaban los educadores. Está divorciada y la pensión mensual que recibe del padre de las niñas es de solo 50 pesos en moneda nacional; algo que, junto con su salario, no le alcanza para vivir y tiene que estar inventando y molestando a su mamá. Me dijo de manera textual: “No tiene idea de lo que he tenido que hacer para darle de comer a mis niñas”.

Como cualquier buen cubano, reside en un edificio que está considerado inhabitable, pero no ha aceptado un albergue porque sabe de otras personas que viven en esas condiciones y es un peligro para las niñas, que ahorita son unas jovencitas. Debido a que su apartamento está en un segundo piso y ya en el inmueble nada se arregla, no tiene agua y en días alternos tiene que subir 10 o 12 cubos para resolver las necesidades más prioritarias; aunque dice que tiene que dar gracias a su mamá, porque le lava y le plancha los uniformes del colegio de las niñas.

“Imagínese. Mi mamá era militante del Partido (Comunista) y trabajaba en la Federación de Mujeres Cubanas y como mi papá —que en paz descanse— era de apellido Castro, se le ocurrió ponerme Mariela”, cuenta. “Ella ahora no come candela y se arrepiente de haberme llamado así”.

Después contó que ella no le hizo caso a su mamá y se casó con un hombre que bebía mucho, y cuando llegaba a la casa le pegaba; le costó mucho trabajo salir de aquel suplicio y ahora se arrepiente de no haber oído esos consejos.

Él les dejó ese desastre de apartamento donde viven en Centro Habana, y ahora no puede virar para atrás porque su hermana se casó y tiene dos hijos y ocupa la división de la sala, que servía como cuarto de ambas en la casa de sus padres.

Me confesó que tenía días que estaba tan angustiada que cogía a sus hijas y se iba caminando hasta el Malecón. Y eso que las muchachitas comprenden toda la situación y no le piden nada según dijo; pero crecen y les tiene que comprar zapatos para la escuela, uniformes e incluso darles algo para que lleven de merienda, que casi siempre es un pan, porque en el desayuno se comen a la mitad de la cuota de ella.

Pienso que tenía mucha necesidad de que alguien le escuchara todos sus problemas y vio la oportunidad de desahogarse.

Con un poco de imaginación, mientras iba luego camino a mi casa comencé a pensar cómo viviría la otra Mariela, esa por la cual la mamá de esta le puso el nombre.

De entrada, todo el mundo puede ver su súper residencia en Miramar que tiene hasta piscina, siempre llena de agua. También los varios autos que hay dentro de la casa y el cuidado y mantenimiento que tiene la misma. Eso es algo que no hay que imaginar y deja de ser ficción.

Pero seguro que esta Mariela Castro no hace cola para comprar una bolsa de yogurt de 70 centavos de CUC y mucho menos se entristece si se le pierde una calderilla, ella tiene resueltos, sin moverse de la casa, todos sus problemas de alimentación.

Cuando se levanta a desayunar no “dona” su pan a los hijos. Una criada le prepara el alimento, seguro con jamón, leche, pan, jugos, etc. Tiene asegurado el café de todos los días, muy probable de importación, quizás le guste hasta el Pilón o La Llave de Miami y lo mande a buscar.

No tiene que preocuparse por la hora en la que supuestamente pasa el ómnibus para ir al trabajo; en primer lugar, porque no marca tarjeta, y en segundo debido a que un auto moderno le permitirá llegar a su destino laboral, sin siquiera tener que sudarse y empujar a la gente para entrar en la guagua.

Podría seguir imaginando cosas que todos sabemos forman parte del nivel de vida de la alta jerarquía gubernamental, pero se lo dejo al lector para que así podamos compartir esta parte de ¿ficción?

Auditorías van y auditorías vienen, pero continúan los desfalcos empresariales millonarios

 |  

(conektioblog.com)

LA HABANA, Cuba.- Se hicieron públicos los resultados a la XI Comprobación Nacional del Control Interno; aunque para reflejar lo que está pasando en esa materia, se debería decir del “Descontrol Interno”. Cada vez que termina un período de trabajo la Contraloría General de la República da a conocer los saldos, pero siempre son más deficientes que los anteriores. Es como una medicina preventiva que no funciona en los pacientes.

En el discurso de clausura de la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Raúl Castro señaló la inestabilidad de los cuadros (dirigentes) como uno de los factores que inciden de manera negativa en el ensayo que se lleva a cabo en las provincias de Mayabeque y Artemisa.

Pero ese es el hilo conductor al problema del descontrol. Hay que recordar que para ser “cuadro de dirección”, primero que todo hay que ser “revolucionario”, y bien se sabe la inmoralidad que existe en la sociedad con respecto a este desgastado término. Muchos quieren hacer ver que apoyan el régimen, por el solo hecho de mantenerse —dentro de las pocas posibilidades de vivir algo mejor— que tienen los que agachan la cabeza.

Cuando llega un nuevo “jefe” al poder, a cualquier nivel, primero que todo busca satisfacer sus necesidades personales; en particular las de vivienda, así que comienza por construirse una, o remodelar la que tiene, y como si eso fuera poco, hemos constatado en ocasiones dirigentes municipales que le hacen una casa a la madre, a la exesposa que cuida de sus hijos y —¿por qué no?— a la novia o la amante. Para ello disponen de todos los bienes en el nivel que están dirigiendo.

La corrupción se hace mayor con el desvío de recursos, en particular los carros estatales para solucionar los problemas personales y de la familia; producciones alimenticias, tanto agropecuarias como industriales que se llevan a sus casas como parte de una “cuota extra” de la libreta de abastecimientos; bebidas alcohólicas y otras muchas cosas más. Amén de lo que les “dejan caer” los “chicharrones” (aduladores) que tienen debajo, que siempre que pueden dicen: “Esto es para el jefe”.

Si después que este “súper cuadro” resolvió todas sus necesidades —aunque son crecientes, según dice la propia filosofía—, lo quitan y lo rebotan —algunas veces para abajo, pero otras para arriba—, el que viene detrás vuelve a comenzar el ciclo de resolver sus problemas y la acumulación de los desvíos se hace interminable.

Según la contralora jefa de la capital, Miriam Marbán González, la pérdida de unos 1 377,5 millones de pesos llevado todo a moneda nacional, evidencia el poco avance del cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. Traducido al idioma del pueblo quiere decir que los “cuadros” se han excretado en los Lineamientos.

La señora Marbán hizo referencia a la falta de fiabilidad en la documentación primaria y a la inexistencia de la misma en algunos lugares lo que implicó dejar de revisar ciertos objetivos en 13 entidades. Habría que recordarle a este personaje que el que roba no deja rastros y si va a dejar de cumplir con lo establecido: ¿para qué quiere un papelito?

Al igual que dicen en todas las conclusiones sobre inspecciones y comprobaciones, detectaron que en el Sistema Empresarial existen insuficiencias e indisciplinas por parte de los jefes, cuando hacen uso de las pocas facultades de descentralización que en estos momentos tienen. También se tomaron el trabajo de repetir algo que todo el mundo sabe: “existe ineficiencia en la gestión”; eso es algo que sufre todo el pueblo, porque afecta a la sociedad en general.

Lo que no explican los que hacen esta labor es qué medidas se toman para poder solucionar los problemas que se detectan y que se repiten una y otra vez, doquiera que se hagan estas auditorías, y que al parecer no tienen salida; tampoco con los Lineamientos, que no evolucionan hacia un camino de eficiencia perdido en tanta superficialidad económica, basada en un control estatal que se les va de las manos, porque tienen mucho que vigilar.

Después que la contralora general de la República, Gladys Bejerano Portela, dijera que también las cooperativas no agropecuarias fueron objeto de esta comprobación; la primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en la Ciudad de La Habana, Mercedes López Acea, señaló que tanto el sector estatal como el no estatal deben ser comprobados y controlados. Ambas no tomaron en cuenta que las Cooperativas No Agropecuarias son anticonstitucionales y que, para hacer pasar esto por alto, el régimen plantea que se encuentran en fase experimental.

Habría que preguntarse por qué se hace necesario auditar al sector no estatal (entiéndase privado, palabra esta última que no quieren usar) si las dependencias estatales, en su gran mayoría, tienen un gran descontrol de los recursos y, como ellos mismos explicaron, ni siquiera son capaces de contabilizar un documento.

Después de semejante información pública, ¿quién puede creer en cualquier cifra que emita el régimen?

Es una lástima que, cuando se hable de “cubano”, algunas personas tengan tan mal concepto de nosotros

 | 

LA HABANA, Cuba.- Todo aquel que sigue de cerca las dificultades que se viven en Cuba sabe que, cuando se alcance la democracia, los problemas más difíciles no serán los materiales, como la reconstrucción física del país, la inyección de capital, la institucionalización de los poderes, etc., todos juntos son una bicoca comparados con el hecho de tener que regular la conducta social.

Partiendo del hecho de que las habilidades sociales se forman en el hogar y en la escuela, ya se tiene una idea de lo complejo que sería; porque la familia, que es la célula fundamental de la sociedad, se ha venido abajo.

El cubano promedio de hoy ha adquirido las habilidades sociales mediante la retroalimentación interpersonal y su conducta está regulada por las consecuencias del medio en el que se ha desarrollado su actuación.

Muchas de estas habilidades sociales se han perdido. Por ejemplo: dar las gracias, disculparse, hacer un cumplido (expresar el pésame), dar la opinión de lo que se piensa al respecto de algo, pedir permiso, ayudar a los demás, defender los propios derechos, no entrar en peleas, formular una queja, resolver la vergüenza, defender a un amigo, responder al fracaso, enfrentar los mensajes contradictorios, y muchas más que estoy segura el lector sería capaz de incorporar.

No se puede olvidar el hecho de la inmoralidad en que vive el cubano; aunque algunas personas para aliviar lo fuerte de la palabra la llaman “doble moral”. Piensan de una forma y actúan de otra, porque tienen que aparentar ante el régimen su apoyo. Esto también influye en el ser social, porque hasta los niños están sujetos a esta situación.

Es por eso que el cubano –de forma general- en estos momentos no es bienvenido en muchos lugares; es el caso específico de los que emigran a Estados Unidos de América, en particular a Miami. Las generaciones anteriores que fueron a poblar esta ciudad de Florida tenían otro nivel de educación social, es por eso que hicieron del lugar un próspero emporio.

Si bien es cierto que es muy doloroso para nuestra nación la eliminación —por parte del presidente Barack Obama— de la política de “pie seco, pie mojado”, es también penoso saber que los que estaban arribando a “la yuma”, como se le dice de forma vulgar, no eran en su mayoría representantes de lo que fue la sociedad cubana, en cambio sí personas acostumbradas a vivir del invento, sin trabajar y “luchando” la vida sin ningún remilgo.

Todos aquellos que quedaron varados en cualquier país del mundo, incluso hasta en Rusia, no van a tener un final feliz cuando regresen a Cuba. La gran mayoría vendió sus propiedades, hasta las pertenencias personales y no dispondrá de un techo para vivir. Entre ellos los universitarios no podrán ejercer su carrera ni incorporarse a la “sociedad” que ha creado el régimen con sus ONG (Organizaciones No Gubernamentales) ficticias. Pero los más afectados serán los médicos que han “desertado” de sus misiones, ni siquiera podrán acceder al dinero que acumularon en la cuenta que les crea el Gobierno en los bancos de la isla.

Por otra parte, los niños son un caso digno de lástima, porque durante el tiempo que permanecieron en cualquier país libre pudieron constatar que existe la diversión fuera en el capitalismo, juguetes, variedad de escuelas y uniformes; quizás conocieron hasta comidas que nunca habían visto, etc., y al regresar tendrán que ir a sus colegios, con los maestros “emergentes”, que no dan ejemplo de nada, ni siquiera al vestirse y hablar; y tendrán que volver a repetir el adoctrinamiento al que estaban acostumbrados, usando su pañoleta de “Pionero” y alabando la figura de un extranjero asesino, cuando digan: “Pioneros por el socialismo, seremos como el Che”.

Tanto la sociedad como la cultura han estado afectadas por estos más de 58 años de “involución”. Quizás la falta de tecnología —en particular del desarrollo de las comunicaciones y de las ciencias aplicadas a los medios de producción—, el estancamiento al que se ha sometido al pueblo que ha atrasado su estado de civilización y su estilo y nivel de calidad de vida han hecho que el sujeto que puede analizar, interpretar y comprender todo lo que lo rodea por medio de las representaciones simbólicas que existen en la comunidad, no haya podido avanzar lo suficiente desde el punto de vista social.

Es una lástima que, cuando se hable de “cubano”, algunas personas tengan tan mal concepto de nosotros. Eso duele a muchos, sobre todo a los que luchamos por alcanzar la democraci

Se suponía que la modificación migratoria de EEUU fuera como un cubo de agua sobre las ideas migratorias de los cubanos

 | 

 

balseros

(Archivo)

LA HABANA, Cuba.- El caudal expresivo del cubano añadió al diccionario de la lengua española una nueva acepción a la palabra “balsero”: “En el Caribe, persona que intenta llegar en balsa ilegalmente a otro país”. Y es que ese es el sustantivo que se usa para referirse a los que tratan de alcanzar las costas de Estados Unidos, cruzando en precarias embarcaciones el Estrecho de la Florida en busca de mejores condiciones de vida, a pesar de lo riesgoso de la aventura y de conocerse que miles de personas han perdido la vida en esa acción.

La práctica jurisprudencial –recién suspendida por Barack Obama- denominada “pies secos, pies mojados”, permitía que se concediera asilo a los cubanos que arribaran a territorio de Estados Unidos de América.

Entre los balseros más conocidos está quien fuera el niño Elián González, cuya madre murió en la travesía, y su estancia en Florida se convirtió en un punto de tensión con el régimen cubano. Pero es posible que el incidente más singular -aunque fracasado- haya ocurrido en el año 2003, cuando 12 personas utilizando un camión del siglo pasado (convertido en un vehículo anfibio), trataron de llegar al litoral del Estado de la Florida, pero para su infortunio fueron avisados por la guardia costera americana y devueltos a Cuba.

Dado estos hechos y la cantidad de personas que son devueltas al país, se suponía que la reacción a la eliminación de la política fuera como un cubo de agua sobre las ideas migratorias de los cubanos; pero una pequeña toma de reacciones dice lo contrario.

Un grupo de jóvenes en el municipio Centro Habana, de esos muchos que andan por las esquinas sin tener nada que hacer, dijo que no les importaba, que también los mejicanos, los dominicanos y otros iban para “la yuma” y vivían indocumentados, lo que había que ponerse de suerte y que no lo cogiera la “navy”.

La empleada de una tienda del barrio de Miramar, de las conocidas como “shoppings” expresó que allí dos de ellas tenían visas para Colombia y que –en particular- pensaba viajar por Surinam, aunque ya lo había tratado por Guyana y no le había salido bien.

Un matrimonio vecino del barrio en que vivo está haciendo gestiones para salir por Panamá; y sin tener conocimiento de cómo se aplica lo establecido en Estados Unidos, dijeron que se acogerían a la Ley de Ajuste cubano.

Puede decirse que, de forma general, la efervescencia de la salida del país para buscar nuevos horizontes no se ha terminado.

Habría que explicar incluso la idea de uno de los opositores internos, Juan Carlos Linares, que distribuyó un documento en el que se detalla una propuesta para la formación de un Club de Amistad Cuba-USA, en el que los socios de esta organización aspiran a que en un futuro Estados Unidos provea al pueblo de Cuba del derecho de libre visado, para que los cubanos puedan viajar a territorio americano y regresar a Cuba con absoluta libertad de movimiento.

La propuesta consiste en adecuar la categoría de visa de trabajo para extranjeros, para que los cubanos que soliciten trabajar allá puedan hacerlo de manera expedita, durante un término no menor de un año, sin que por ello tengan derecho a lograr residencia en su primer visado, pero sí en una segunda o tercera oportunidad. Además, se plantea no transformar la Ley de Ajuste Cubano en su esencia benefactora.

Varados en algunos países, se encuentran opositores de algunas organizaciones, que fueron denegados en su solicitud de refugio político en la Embajada de los Estados Unidos de América en Cuba, la mayoría por falta de evidencias y salieron por diferentes vías hacia el exterior.

No hay dudas que la carencia de legalidad existente en Cuba, hace que las personas piensen que los americanos funcionan igual y algunos creen que podrán sobrevivir, sin permiso de trabajo e incluso sin documentos. Otros encuentran fácil el hecho de decir que se acogen a la Ley de Ajuste, sin pensar siquiera como probarán que son perseguidos políticos.

En fin, dentro de la isla se mantiene el movimiento migratorio a pesar de la suspensión por parte del expresidente Obama de la directiva de “pies secos, pies mojados” y de que comiencen a aparecer los primeros deportados.

Raúl Castro no tendrá tiempo de sacar al país de la difícil situación en que se encuentra

 |  
Delegados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Foto: Roberto Suárez/radiorebelde.cu)

Delegados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Foto: Roberto Suárez/radiorebelde.cu)

LA HABANA, Cuba.- Cada vez son más cortos los períodos de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular cubana (ANPP); en este último ni siquiera se reunieron las comisiones que la integran. Duró apenas diez horas, ya en el Noticiero de Televisión de las 8 de la noche transmitieron el discurso de clausura de Raúl Castro.

Si no fuera tan desvergonzado, causaría risa el hecho de que, durante la apertura,  Esteban Lazo anunciara que tomaron cargos nueve diputados de varias partes del país, sin explicar públicamente a quiénes sustituyeron y mucho menos cómo fueron electos. Esto es una simple muestra de lo que puede suceder a los que aspiran a presentarse como candidatos a “delegados” en los barrios.

En el caso de Susely Morfa, actual secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas que fue propuesta como miembro del Consejo de Estado, no se hizo necesario elegirla para la Asamblea, porque ya era diputada y además integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; se catapultó en Panamá, por su actitud, además de vulgar, “revolucionaria”. Vamos a ver cuánto le dura.

Aunque no se evaluó la marcha del proceso de actualización del Modelo Económico y por ende de los Lineamientos del VI Congreso del PCC, dilatando su discusión hasta el primer semestre de este año y transfiriéndole la tarea al Pleno del Comité Central del Partido; lo que más resaltó de toda esta reunión fue la ausencia de la aprobación de la Ley de Aguas Terrestres. Permite pensar que hay un gran secretismo estatal, que incluye a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que ni pintan, ni dan color.

La prensa oficialista anunció que el martes 18 de octubre del pasado año el presidente de la ANPP, Esteban Lazo Hernández, presentó a través de una videoconferencia y para todos los diputados del país, el proyecto de Ley de Aguas Terrestres, discusión que terminó un mes después, el 22 de noviembre.

Sobre esta propuesta se explicó por parte de José Luis Toledo Santander, jefe de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la ANPP, que su objetivo era “ordenar la gestión integral y sostenible de las aguas terrestres; así como establecer medidas para su protección y reducción de desastres”. Lo que traducido a la práctica quiere decir controlar el patrimonio hidráulico, en particular el no estatal, que es la forma que utilizan para designar la propiedad privada.

También se repitió en varias ocasiones que la norma se corresponde con los principios contenidos en la Política Nacional de Agua y que se determinó su concordancia con la Constitución de la República. Por último, anunció que se consideraría en Sesión Plenaria con todos los diputados, en la pasada reunión del mes de diciembre, algo que no sucedió.

Para continuar sin discutir nada, se acordó mantener hasta la conclusión de la actual Legislatura el experimento que se realiza en las provincias de Mayabeque y Artemisa, desde hace 5 años, con el fin de separar las funciones de los diferentes niveles del Poder Popular; lo que hasta el momento ha resultado un rotundo fracaso

Se señaló como uno de los problemas la fluctuación de los cuadros, como consecuencia de mala selección, aunque todo el mundo sabe que los “dirigentes” son nombrados con el dedo desde arriba, sean o no escogidos por el pueblo en las mal llamadas “elecciones”.

Para los buenos entendedores del lenguaje virtual del régimen, Raúl Castro quiso decir que el gobierno está “patas arribas”, porque los que deben seguir este experimento han sido superficiales y no se han ocupado de forma sistemática del mismo. También “cogió cajitas” como dice el lenguaje popular, porque tuvo parte de su crítica, la Comisión Permanente para la Implantación y Desarrollo de los Lineamientos, que debe superar los errores cometidos hasta el momento; lo que se puede apreciar en el hecho de que no se discutiera nada al respecto en esta reunión. Algo que parece decir que “nada nuevo” había para analizar.

Así las cosas, le queda a Raúl Castro solo poco más de un año para concluir con su mandato, según la palabra empeñada, aunque estamos acostumbrados que para él vale poco lo que dice y promete. En ese período de tiempo tiene que resolver grandes problemas, que conoce a la perfección que son los que no permiten la inversión extranjera, entre ellos: modificar la Constitución de la República, cambiar la Ley Electoral, llevar a cabo la descentralización de los recursos y el mando (lo que ha fracasado de forma experimental), y reunificar la moneda.

Claro, también todo inversor aspiraría, entre otras cosas, a no estar enmarcado en una Cartera de Inversiones y poder tener los empleados y obreros que él mismo selecciones, lo que no le está permitido por Ley.

Subidos, montados o encaramados, como quiera decírseles, en el globo del plan del año 2030, a pesar de que se percibe -desde el principio- un 2017 nefasto, se espera que en el transcurso del primer semestre el Pleno del Comité Central del Partido apruebe documentos programáticos que darán lugar a otros que se conviertan en Ley. En mi opinión, acostumbrados a lo lento que funciona todo en el régimen, Raúl Castro no tendrá tiempo de sacar al país de la difícil situación en que se encuentra; puede ser que lo sepa y practique la misma teoría que el hermano: “Después de mí el diluvio”; y esté preparando una partida al extranjero muy familiar, mientras algunos piensan que entrena a sus sucesores.

Bajo esta concepción, a los cubanos solo nos quedaría construir el arca de Noé y seguro que la tierra que repoblaríamos al terminar el diluvio. No será el monte Ararat, por allá por Armenia y Turquía; pero sí la que está a 90 millas al norte de Cuba.


Cada vez que se reúne la alta jerarquía gubernamental, se respeta menos al pueblo

 | 
Raúl Castro durante el acto de despedida a Fidel Castro en la Plaza de la Revolución, en La Habana (Foto: Diario La Vanguardia)

Raúl Castro durante el acto de despedida a Fidel Castro en la Plaza de la Revolución, en La Habana (Foto: Diario La Vanguardia)

LA HABANA, Cuba.- El discurso de Raúl Castro en el Octavo Período Ordinario de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular fue contradictorio y en algunos casos resultó virtual. Quienes lo siguieron han tenido expresiones en la calle sobre cómo lucía mientras hablaba: unos plantean que estaba raro, otros dicen que triste, algunos que cansado y hasta hubo quien comentó que parecía enfermo.

Lo que sí quedó claro fue que, cada vez que se reúne la alta jerarquía gubernamental, se respeta menos al pueblo. Habría que ver hasta dónde llega el límite de la sumisión que los cubanos han demostrado.

No se puede estar tentando de forma constante la posibilidad de que a los gobernantes se les vaya de la mano en algún momento el control de la sociedad. La historia recuerda la reacción del pueblo rumano con Nicolae Ceaușescu, que a pesar de las dificultades por las que pasaba el país rehusó poner en práctica planes liberales con respecto a la economía y mantuvo su voluntad de no cambiar su “política no revisionista”, acompañada de un rígido control sobre la libertad de expresión, los medios de comunicación y la no tolerancia con la oposición.

Uno de los mensajes enviados en el discurso de clausura de la reunión parlamentaria cubana dice de forma textual: “Reducir todo gasto no imprescindible y utilizar racional y eficientemente los recursos disponibles”.

Pero después Raúl Castro se despidió, exaltando la permanencia del espíritu de lucha de su ya difunto hermano, para lo cual se llevó a cabo una Revista Militar y marcha del pueblo combatiente el pasado 2 de enero, en ocasión del 60 aniversario de la sublevación en Santiago de Cuba y del desembarco del Granma, en homenaje al “Comandante en Jefe” y a la juventud. Aunque hay que destacar que solo se mostraron algunas armas largas en bloques de soldados y marinos.

Además, para la realización de este desfile, se celebraron dos ensayos generales que como es natural tienen sus consecuencias también en el pueblo de la capital; entre otras que disminuyen los ómnibus, no se puede transitar por la zona y bajo el severo sol del mediodía, se llevan a la Plaza de la Revolución a los niños y jóvenes de diferentes escuelas. Todo ello sin contar el gasto de combustible y recursos que trae aparejado; así como las más de 8 horas de movilización, porque, aunque el desfile fue corto ―en comparación con otros―, las personas estuvieron movilizadas desde las tres de la mañana y algunos desde la noche anterior.

Habría que decirle a Raúl Castro: Si el año comenzó con este derroche “no imprescindible”, ¿de qué gastos está hablándole al pueblo? ¿O es que el tratar de mantener el adoctrinamiento sobre la sociedad no significa una erogación de recursos?

Para el cubano de a pie se ha iniciado un año que tiene características bien difíciles; con las limitaciones en el suministro de combustibles y el desabastecimiento de las importaciones, producto del no cumplimiento de las obligaciones financieras, todo parece indicar que se profundizará la recesión, ya que la actividad económica ha mantenido una pérdida generalizada de sus indicadores, que se hace muy difícil de ocultar.

El salario real se reduce constantemente con relación al salario nominal, porque, aunque el Estado ha querido controlar los precios de los productos agrícolas, no ha logrado este objetivo y no existe ninguna evidencia de que en el 2017 pueda hacerlo, lo que implica que lo que el trabajador recibe como pago no refleja los ingresos reales, porque el costo de la vida aumenta mucho más rápido que los ingresos.

Las remesas familiares vuelven a ser la esperanza de la familia cubana. Solo aquellos que reciban alguna ayuda por parte de sus parientes en el exterior podrán tener acceso a pagar los productos en un mercado negro que se divisa muy caro, porque el mercado estatal en moneda convertible está vacío por falta de pago  a los proveedores.

Si Raúl Castro cumple su palabra, sus funciones terminan en esta octava legislatura. Solo le quedarían dos sesiones de la Asamblea, que si son como la última, en la que la información fue escasa y negativa, poco tendrán los cubanos de herencia del actual dictador.

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz