Content feed Comments Feed

¿Estarán serruchando la mesa?

sábado, 17 de enero de 2009

Por: Martha Beatriz Roque Cabello
La prensa escrita en Cuba tiene muchas limitaciones, no solo por la falta de libertades, pero también por su tamaño, distribución, cantidad de ejemplares, etc. Algunas personas de la tercera edad se dedican a comprar periódicos en los estanquillos y venderlos posteriormente, con lo que resuelven diariamente ingresos adicionales de unos diez pesos cubanos (menos de cincuenta centavos de cuc). Estos ancianos ya retirados, amanecen bien temprano en la “cola” para comprar el diario.
Uno de ellos, el pasado seis de enero, en Santa Clara, Villa Clara, adquirió varios ejemplares de Juventud Rebelde, el diario de la juventud cubana, que según reza es Edición Única, de las 12:30 am. En la segunda página, una caricatura del Tío Sam, tiene un zapato del número 50, saliendo de la Isla de Cuba, que está marcada con la palabra Revolución y el letrero “Este número sí me queda grande”. En la primera página, y casualmente detrás de este dibujo aparece una foto de Raúl Castro y Martín Torrijos, que si se mira a trasluz, permite ver el zapato en la cara del General de 4 estrellas.
Pero todo esto fuera solo una casualidad, si no hubiesen recogido inmediatamente esa tirada. En su lugar aparece otra, con el mismo número, la misma hora y también con la inscripción “Edición Única”, que no contiene la Opinión Gráfica en la segunda página, aflora un artículo de Walfredo Angulo, con el sugestivo título “Cuídense, que de los buenos quedamos pocos”. Este periódico fue el que se pudo ver en Ciudad Habana.
De este incidente o accidente, no hubo ningún comentario en los días subsiguientes. Sin embargo el Granma del día 16 de enero (como se sabe Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba), tiene un cintillo titulado “Nota de la Dirección de Granma”, en el que se da a conocer que hubo negligencias en el sistema de impresión e insuficiente control productivo en el Combinado Poligráfico que imprime el periódico, por lo que el día anterior el diario circuló un grupo de ejemplares con abundantes manchas en sus páginas interiores, lo que impidió su lectura. Por la gravedad de los hechos fue separado de su puesto de trabajo el responsable de la negligencia.
Habría que preguntarse si no sancionarán al director del Granma, Lázaro Barredo Medina, que permitió que en la Sección Cartas a la dirección, página 11, de ese mismo día, saliera publicada una misiva firmada por J. de Diego, bajo el título “Alteración del orden público en la calle G”, en la cual se plantea la realidad de la juventud cubana. Esa misma, que según el discurso de Raúl Castro del pasado primero de enero, hay que educar para que sea el relevo de la gerontocracia y que no se pierda la Revolución.
El señor de Diego se refiere al parque que se encuentra en la calle G, más conocida como Avenida de los Presidentes, porque en él se encuentran estatuas de diferentes mandatarios y el recuerdo de lo que fuera la figura de Don Tomás Estrada Palma, que fue arrancada de su pedestal, en un acto de desconocimiento de la historia, quedándose allí los zapatos.
Se queja de que hace unos años comenzaron a reunirse allí, los fines de semana, grupos de jóvenes vestidos de negro, que como no tienen otro lugar a donde ir, se apropiaron de esa avenida. Dice que en estos momentos ya son cientos de ellos. El problema fundamental consiste en la algarabía que forman, producto del ron que beben y de sustancias estimulantes que ingieren, inhalan y consumen.
Pero como si esto fuera poco, pone a disposición de los que deben vigilar el orden, pruebas; parafraseando a los periodistas de la Mesa Redonda “contundentes”. Plantea que dejan sus rastros en la yerba: jeringuillas desechables, lo que implica que se inyectan la droga; tiritas de pastillas como Parkisonil, todo seguido de un etcétera. Inmediatamente quiere dejar aclarado que no piensa que la mayoría consuma drogas, solo unos cuantos.
También asegura que los jóvenes se amparan en la oscuridad de las calles colindantes para realizar sus necesidades fisiológicas, por lo que la avenida amanece llena de basura y de muy mal olor. Termina diciendo que en estos momentos se recogen firmas entre los vecinos para ver si llegan a oídos receptores la demanda, pero que las autoridades han sido avisadas siempre, por más de un vecino. De lo que se puede entender, que se hacen de la vista gorda.
Fue precisamente en esta calle donde se inauguró hace pocos días, durante la visita del Presidente de Panamá, una estatua de su padre Omar Torrijos, frente a las sedes de las embajadas de Hungría y Polonia. Por cierto, que muchos opinan que es una escultura de muy mal gusto.
Estos mozos representan al hombre nuevo del que habló Ernesto Guevara “El Che”, esta es la juventud que reemplazará a los dirigentes históricos de la Revolución. Lo que pasa que la prensa no nos tiene acostumbrados a acercarnos de cerca a estas ventanas. ¿Será que los periodistas le están serruchando la mesa a Raúl Castro y no se da cuenta?

Ciudad de La Habana, 17 de enero de 2009.

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz