Content feed Comments Feed

ES DINERO SOVIÉTICO, DA IGUAL

martes, 17 de junio de 2014


Cuando los recursos entraban por “tubería”, en ocasiones era difícil armar una fábrica, porque se recibían partes por diferentes radas del país

Fidel Castro y Nikita Krushev_internet

Fidel Castro y Nikita Krushev_internet

LA HABANA, Cuba -Sin dudas, el desarrollo está vinculado a los procesos inversionistas y es por eso que el régimen le ha dado tanta importancia a la nueva Ley de Inversión Extranjera y a la Zona Franca del Mariel.

Pero -siempre existe un pero- si repasamos la historia de estos largos y oscuros 55 años podríamos llegar a la conclusión de que la dictadura no se ha sido acertada al hacer inversiones.

Se puede recordar entre otros gastos indebidos de recursos para procesos de capitalización, algunas de las “ideas” de desarrollo del ex presidente Fidel Castro:

Quiso desecar la Ciénaga de Zapata para sembrar arroz; creó un cordón agrícola alrededor de La Habana que entre otras cosas destruyó los árboles frutales; colectivizó la agricultura con enormes compras de equipos, tales como tractores, arados, alzadoras, etc., y él mismo denunció públicamente que “la familia campesina” salía a pasear en los tractores; cambió la genética ganadera, en particular el ganado vacuno; en una ocasión se compraron acondicionadores de aire para poner a enfriar las cabezas de las vacas y adicionalmente se instalaron equipos de música, con el objetivo de que produjeran más leche; para la producción masiva de plátanos micro jet se adquirieron numerosos equipos de riego; desmanteló la industria azucarera y trató de cambiar las variedades de caña y, entre otras locuras, por imposición de sus ideas se construyó la Presa de Paso Seco, que es un homenaje a lo que no se debió hacer (1).

Con el pensamiento de que todo en Cuba sería lo más grande del mundo -la etapa del “gigantismo”-, se construyeron las hilanderías Celia Sánchez Manduley y Desembarco del Granma, de 80 y 60 millones de metros cuadrados, respectivamente, que nunca produjeron.

También la historia dejó marcada la compra de una barredora de nieve, que fue un homenaje a la planificación centralizada.

Cuando los recursos entraban por “tubería”, como dice el lenguaje popular, de la extinta Unión Soviética, en ocasiones era difícil armar una fábrica, porque se recibían partes de la misma por diferentes puertos del país.
Un poco más del presente, es la inversión del acueducto de Santiago de Cuba, en la que el actual presidente Raúl Castro empeñó su palabra, sin resultados. Una vez terminada la obra fue tan mala que hubo que volver a hacerla.
Sería interminable la lista de errores que se cometieron en los procesos inversionistas y podría siempre surgir alguien que se acordara de algo y lo añadiera.

En estos momentos, la propaganda gubernamental solo hace referencia a las intenciones de empresarios en la Zona Franca de Mariel y a la visita de hombres de negocios de México, Estados Unidos de América y otros países; así como al acuerdo firmado con Moscú para perforar, en la plataforma cubana, pozos petroleros.

Ante esta insistencia habría que investigar qué ha cambiado en el país y en particular en la economía que le permita decir a cualquier hombre de negocio: “Corro el riesgo de invertir en Cuba”.

Echar una mirada por ejemplo a la “Revolución energética”, que incluso contó con un Presidente dando recetas de cocina en la televisión, y que desde el inicio fue un gran fracaso. Esto dio al traste con los llamados trabajadores sociales, que tuvieron a su cargo aplicar toda la corrupción posible, precisamente por el descontrol.

Pero la constante en todos estos años, con respecto a las inversiones, es que todo lo que comenzó con algún éxito se desmoronó con gran rapidez y tuvo un final infeliz.

 

(1)Tomado en parte de La Patria es de Todos

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz