Content feed Comments Feed

Yuriet Pedroso González lleva 47 días en huelga de hambre, en el Hospital Provincial Arnaldo Milián Castro, de Santa Clara. Tiene 34 años de edad


Según se ha sabido a través de la disidente Mildred Agüero, quien pasó esta última noche en el hospital cuidando a Yuriet para que la madre pudiera ir a asearse y comer, el huelguista tiene el cuerpo agarrotado. Mildred dejó el lugar temprano en la mañana de hoy y de inmediato fue arrestada por la Seguridad del Estado, hasta las 11, a manos de un oficial de nombre Bruno. Éste le comunicó a ella que tenía terminantemente prohibido volver por el hospital.

LOS CD-R Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

domingo, 5 de abril de 2015

Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) tienen una estructura controlada por el Estado que, además de su labor social, ejercen la principal misión de vigilar y controlar la vida tanto pública como privada de las personas 



(foto tomada de Internet)

(foto tomada de Internet)

LA HABANA, Cuba. -Siempre que sale a colación el tema de la democracia y el régimen cubano, los altos dirigentes suelen decir que este es el país más democrático del mundo y la última versión es que “la democracia es interpretativa y cada país la entiende a su manera”.

Eso mismo sucede con la participación ciudadana, que conlleva la receptividad del gobierno, para escuchar lo que los ciudadanos les quieren transmitir para contribuir a mejorar la política y la gestión en los asuntos públicos; es oír a todo el que quiera implicarse en los problemas que afectan al pueblo, permitiéndole aportar puntos de vista, inquietudes y posibles soluciones.

Sin embargo, aunque el régimen hace gala de ello, el poder totalitario se impone ante el casi nulo poder del pueblo, por lo que ejercer la participación ciudadana se hace bien difícil en Cuba; evitando contribuir a ampliar la democracia participativa.

En la actualidad, en la sociedad democrática moderna, otra forma en que se manifiesta la participación ciudadana es a través de las ONGs, que en la mayoría de los casos pugnan por ciertos temas de carácter social y humanitario.

El régimen de forma general presta muy poca atención a la participación de los ciudadanos, no obstante a través de las “encuestas de opinión”, que hace de forma constante, conoce a la perfección lo que piensan, pero sin existir carácter interactivo.

Y es que, según plantea la Constitución de la República en su artículo 62, ninguna de las libertades reconocidas a los ciudadanos, puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes, ni contra la existencia y fines del Estado socialista, ni contra la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo.

Es por eso que para mantener un mayor control de la participación ciudadana, están las “mal llamadas” Organizaciones No Gubernamentales, a las que el régimen quiere se reconozcan como miembros de la sociedad civil, y que en el contexto oficial reciben el nombre de organizaciones de masa. Entre ellas sobresalen los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

Esta organización fue fundada por Fidel Castro el 28 de setiembre de 1960, en un acto público frente al hoy Museo de la Revolución, con el objetivo de desempeñar tareas de vigilancia colectiva frente a la injerencia externa y los actos de desestabilización del sistema político cubano.

Los CDR tienen una estructura controlada por el Estado que, además de su labor social, ejercen la principal misión de vigilar y controlar la vida tanto pública como privada de las personas y de todos los vecinos, desde un nivel muy cercano.

Auto de los CDR Dirección Nacional, chapa estatal (foto del autor)

Auto de los CDR Dirección Nacional, chapa estatal (foto del autor)

A pesar de considerarlos como una ONG, se puede ver de forma pública, que sus suministros provienen del gobierno, aunque recogen una cuota mensual por miembro de 25 centavos moneda nacional para el financiamiento. Por ejemplo los autos de la nomenclatura de los CDR –a todos los niveles- tienen el logotipo de la organización y la chapa estatal. Cuentan con un número considerable de edificaciones para mantener la estructura de provincia, municipio y zona. Si se decidiera eliminar al menos una de estas categorías organizativas, se podría solucionar la vivienda a algunas de las familias sin techo en el país.

Uno de los argumentos oficiales para considerar los CDR como fomentadores de la participación ciudadana en tareas de todos, es su intervención en las elecciones. Según el Artículo 68 de la Ley 72 (Ley Electoral), esta organización integra la Comisión de Candidatura, junto a otras supuestas ONGs, como son: la Central de Trabajadores de Cuba (que la preside), a Federación de Mujeres Cubanas, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, la Federación de Estudiantes de Enseñanza Media y la Federación de Estudiantes Universitarios.

Los CDR son los encargados de mantener actualizado el Libro Registro de Direcciones, que es un padrón oficial en el que deben inscribirse los ciudadanos cuando se mudan de un lugar para otro. En la mayoría de los casos está a cargo del libro el presidente o el responsable de vigilancia. Es difícil entender que un documento oficial que sirve –entre otras cosas- para elaborar las listas de electores, esté en manos de una organización no gubernamental y que incluso la Ley regule que los responsables de los Libros de Registro de Direcciones tienen que elaborar, dentro del término de los quince días siguientes a la publicación de la convocatoria a elecciones en la Gaceta Oficial de la República, una relación de los ciudadanos que siendo residentes en su demarcación, tengan, a su juicio, derecho al voto, de acuerdo con lo establecido.

Además los CDR son la fuente de información primaria para la “verificación” que se hace de las personas, por los centros de trabajo, la policía, la Seguridad del Estado, etc., lo que implica -de igual forma- una obligación con el Estado y un vínculo oficial.

Entre otras tareas tienen: la donación de sangre, la limpieza de calles en fechas señaladas, la recolección de materia prima, la participación en mítines de repudio contra aquellos que disienten del régimen y la constante vigilancia a los vecinos de la cuadra. En algunas zonas costeras deben apoyar la lucha y vigilancia contra posibles infiltraciones de paquetes de drogas por los mares que rodean la isla. Tienen metas que cumplir en el apoyo a las campañas movilizadoras para los desfiles y concentraciones en las Plazas de las diferentes provincias.

Bastaría ver un programa televisivo de factura oficial, por el Ministerio del Interior, de nombre Tras la Huella, donde muestran de forma pública que su principal fuente de información son los CDR.

Ubicación de la sede nacional de los CDR (foto del autor)

Ubicación de la sede nacional de los CDR (foto del autor)

Es posible que también consideren participación ciudadana, la tarea de nominar las personas –en reuniones del barrio- para que se les vendan televisores o se les asignen teléfonos. Han estado tan vinculados a las tareas estatales, que incluso cuando el éxodo del Mariel se les ordenó distribuir las casas que se quedaron vacías.

Los CDRs violan los derechos humanos, porque han estado involucrados en los “actos de repudio”, los cuales han incluido abuso, intimidación y en ocasiones, maltrato físico en contra de aquellos que sean estimados de “contra-revolucionarios”, o enemigos de la Revolución. Todavía en la mente de dos de las generaciones que han pasado por la dictadura, están presentes los sucesos del Mariel, en los que participaron activamente los CDR, acosando a familias completas, maltratándolas físicamente y de palabra, solo porque deseaban emigrar.

Aunque durante toda la existencia de esta organización, se pueden enumerar numerosos hechos que permiten afirmar que es “oficialista”, habría que destacar que los Coordinadores Nacionales de los CDR han sido miembros del Consejo de Estado en las VIII Legislaturas que se han tenido: Jorge Lezcano Pérez, Armando Acosta Cordero, Sixto Batista Santana, Juan Contino Aslán y Juan José Rabilero Fonseca; estuvieron representando esta “ONG”, hasta el 2013. De igual forma en su momento fueron miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Esta es la participación ciudadana de la cual irá a hablar la dictadura castrista en la VII Cumbre de Las Américas, a través de sus voceros oficiales.



Una tumba en entredichos

Por: Martha Beatriz Roque Cabello

Aunque se hacen muchos esfuerzos por mejorar la información que reciben los opositores en las provincias del interior del país, en algunas ocasiones resulta difícil que tengan conocimientos de todo lo que pasa y que estén al día de cada problema.

Esto es lo que les ha sucedido a un grupo de opositores en Manzanillo, Granma, que se han enterado tarde de unas declaraciones que los atañe y que también han causado su indignación.

Sin ánimos de ahondar en las dificultades existentes dentro de algunas organizaciones, e incluso con el exilio, y hasta de forma personal; los miembros de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios en esta localidad oriental, conocieron de las declaraciones a la prensa extranjera de Laura María Labrada Pollán, el pasado 19 de marzo, en las que dijo textualmente:

…”argumentando que nuestra bóveda familiar en Manzanillo no está en estado adecuado, pero lo que ella no sabe (refiriéndose a Berta Soler) es que las cenizas de mi madre ya no están hace mucho tiempo en Manzanillo, están en mi poder y bajo mi cuidado”…

Los comunicadores ante estas afirmaciones se sintieron muy mal, ya que se han ocupado de poner flores en la maltrecha tumba, de encenderle velas e incluso de limpiarla; por las condiciones de descuido en que se encuentra. También en varias ocasiones han sido arrestados por ir hasta allí, les han golpeado, quitadas cámaras y celulares, pasando por situaciones difíciles de hostigamiento; y de pronto se preguntan ¿a quién le poníamos las flores? ¿a quién le rendíamos tributo? ¿por qué no se nos informó que allí no estaban las cenizas?

Con todas estas dudas y cuestionamientos, el día 4 de abril -en horas tempranas de la mañana-se dirigieron al cementerio -para clarificar el testimonio dado por la hija de Laura- los periodistas: Maricel Escalona Rondón, Ramón Esteban Enamorados Santos, Xiomara Moncada Almaguer, Leonardo Cancio Santana Ponce y Tania de la Torre Montesinos.

Una vez allí pudieron confirmar lo siguiente: Las cenizas de la destacada líder de las Damas de Blanco Laura Inés Pollán Toledo, fueron depositadas el 16 de octubre de 2011 en la tumba que se encuentra en el cementerio localizada en la Zona Ñ, Hilera 14, No.393 y aparece la fecha de muerte el 14 de octubre de 2011. Hasta ese momento, nadie ha retirado las cenizas de dicho lugar, donde permanecen.

La información fue ofrecida a los miembros de la Red –basada en los registros oficialesmostradospor el funcionario de la necrópolis Yoandris Barrios Reyes, jefe de la zona donde radica la tumba con sus cenizas y Xiomara Morejón, técnica en Recursos Humanos, que está en funciones de directora, por estar de vacaciones su actual director.

Cuando iban de regreso a sus casas, fueron arrestados por policías con las chapas números: 21287, 21335 y 21337, Xiomara Moncada Almaguer y Ramón Esteban Enamorados Santos y conducidos a la Delegación del Ministerio del Interior. Allí se encontraba el jefe de la Seguridad del Estado en el municipio, de nombre Oscar.

Ramón fue multado con 60 pesos, al preguntar por qué le ponían la multa, la respuesta del policía actuante 7616057 fue: “Porque me da la gana”. El documento que le entregaron dice que fue multado por la disposición legal DL 141, artículo 1, inciso q y tiene número DV 574808. En el documento hay una nota que dice: “Pagar en el munisipio” escrita así con esa falta de ortografía.

Se indagó acerca del precepto legal por el que había sido multado y se pudo conocer que el Decreto Ley 141 de fecha 8 de setiembre de 1993, es referido al ejercicio del Trabajo por Cuenta Propia, y que en estos momentos está derogado, por lo que se le orientó a Enamorados Santos, acudir a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria a hacer la reclamación.

Allí lo atendió el Oficial de Guardia con chapa No.21192 y le confirmó que esa multa era una barbaridad, que ese Decreto Ley estaba derogado. Le orientó hacerle una carta al Jefe de la Policía de Manzanillo para que le quitara la multa; algo al parecer innecesario, ya que de hecho el documento no procede.

Hay algunas preguntas que quedan sin responder en todo este intríngulis, entre ellas: ¿qué motivos podrían tener los funcionarios del cementerio para enseñar documentos confirmando que las cenizas están aún ahí? ¿Por qué la policía política se puso molesta y detuvo –por varias horas- a dos de los que fueron a indagar a la necrópolis y también multó a Ramón? 

¿Es que el régimen ha descalificado tanto a los opositores delante de sus fuerzas represivas, que un oficial de la policía es capaz de decir: “la multa es porque me da la gana”? ¿Es posible queademás se burle -de tal forma- que escriba en un documento oficial un Decreto que está derogado? ¿O se puede pensar que la oficialidad de los municipios del interior del país está rozando la imbecilidad?

Lo que sí está claro es: que si están o no están las cenizas de Laura en esa bóveda, el hecho de que en algún momento estuvieran, exige que el lugar sea considerado sacrosanto para la oposición y el exilio; por lo tanto debe estar cuidado y arreglado y no en las condiciones que se ha demostrado se encuentra; porque tal falta de atención no está a la altura de la mujer que fue Laura Pollán .

 

La Habana, 5 de abril de 2015.

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz