Content feed Comments Feed

Entrevista con Marta Beatriz Roque 

Jueves, 7 de octubre de 2013

Escrito por Juan González Febles

"Un escenario político poco imaginable"
martha-beatriz-roque Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) Polémica y controvertida, Marta Beatriz Roque Cabello quedará para una ya muy cercana posteridad como la figura política que logra trascender desde el compromiso sin concesiones, en el periodo político más difícil de la historia de la nación cubana.
Para muchos está posicionada como la "dama de hierro" del anticastrismo dentro de Cuba. Alguien que ha visto a muchos llegar y a no pocos partir. Primavera en Cuba ofrece una visión sobre la actual perspectiva del escenario político cubano desde su óptica.

Juan González: ¿A qué escenario político se asoma el entramado opositor interno en la actualidad?
Marta Beatriz Roque Cabello: Voy a ir un poco atrás y decirte que el escenario actual para muchos cubanólogos es inimaginable para cualquier momento deducible desde el pasado. Nadie pensó que un cambio en Cuba se iba a producir sin la presencia de Fidel Castro. Todos afirmaban que "cuando Fidel Castro se muera", etc., etc. Ciertamente, en estos momentos Fidel Castro siembra plantas y parece no estar interesado en ningún aspecto político en el país, aunque quieran hacerlo resplandecer. Para los que tuvimos la oportunidad de leer sus últimas reflexiones, está claro cuál es su estado mental. En estos momentos, Raúl Castro trata por todos los medios de minimizar la oposición. Son muchas las artimañas que emplea, pero sabe que en determinado momento tendrá que reconocerla.
JG: ¿Cuáles serían las premisas en que esto tendría lugar? Me refiero al reconocimiento de la oposición.
MBRC: Raúl Castro quiere tener conversaciones con el gobierno de los Estados Unidos a un mismo nivel. Pero, ¿dónde está la legitimidad de un gobierno que quiere negociar desde el ámbito político con un gobierno democrático si este gobierno es incapaz de reconocer la diferencia representada por la oposición con la que convive a su pesar? No pienso que el gobierno de los Estados Unidos llegado el momento diga, "...no eres legítimo porque violas los derechos humanos, porque no reconoces la oposición". No creo que sea esa la postura que conduzca a parte alguna en este momento, pero es importante recordar que un gobierno legítimo permite partidos políticos y prevalece entre la diversidad de opciones. Ahora tuvimos las elecciones para diputados y delegados a la Asamblea Provincial del Poder Popular, la Asamblea Nacional y todo el mundo conocía que los 612 diputados nominados ya estaban electos a priori. Por consiguiente, no hay ningún tipo de legitimidad en este régimen y creo que eso habría que explotarlo en una conversación con el gobierno cubano. La situación sería del corte de: "...bueno, conversamos ustedes y nosotros pero, ¿y la otra parte qué?".
JG: Es interesante, hablas de otra parte. Me pregunto y creo que los lectores también querrían saber sobre terceras y quizás hasta de cuartas partes. ¿Sobre eso, qué?
MBRC: En un momento determinado, la iglesia trató de ser la tercera parte, pero ha recogido la pita de una forma que aquello fue muy grande. El cardenal recogió totalmente su serpentina porque supo que su carnaval se acabó. Aquí nadie respaldó la intervención del cardenal como tercera pata de una mesa y él se percató, recogió y se retiró. De veras que se cometieron muchos errores de todo tipo y sobre todo, para los que creemos en Dios y mantenemos la fe católica, pienso que faltó al respeto a la iglesia como tal. Esto trajo como consecuencia que no pudiera conseguir su objetivo de ser la tercera parte en alguna negociación con el gobierno cubano. Esa tercera pata es importantísima y si no aparece, no va a haber conversaciones o al menos, estas no serán fructíferas. Pienso que tanto el gobierno de los Estados Unidos como la Unión Europea tendrán en un momento determinado que decir, "bueno, está bien, el gobierno cubano quiere conversar al mismo nivel", pero el caso es que no hay el mismo nivel. No lo hay entre este régimen político y el sistema político de los Estados Unidos y mucho menos de ningún país de la Unión Europea. Por tanto, este es o sería el primer paso para que en un momento determinado la oposición surja como parte legítima de una mesa de conversaciones.
JG: La oposición interna cubana es mostrada como una entidad política fragmentada. Es muy difícil conversar con una parte compuesta por personas que no saben ponerse de acuerdo entre sí. ¿Qué podrías aportarnos en este sentido?
MBRC: La oposición en estos momentos es grande en el país. Ha habido un crecimiento parejo no solo en la capital, sino también en las provincias. Por supuesto, no hay que descartar que mientras hay opositores sinceros en su entrega y en su abnegación, una parte considerable de la oposición lo que desea es marcharse del país, mientras que otra trabaja para el régimen. No pueden ser descartadas ninguna de estas realidades. A despecho de esto, opino que no es necesario que toda la oposición piense igual. Cada quien puede optar por sus matices y puede ver las cosas de diferentes maneras, porque el pluralismo es parte de la libertad que buscamos. Eso no es lo peor, lo peor está en la ofensa, en el irrespeto. No se respetan los espacios y además de eso, quien tiene posibilidad de tener un respaldo internacional, aunque carezca de brillo, brilla.
JG: ¿Qué puedes decirnos sobre el "relevo generacional" en las filas de la oposición interna?
MBRC: Hay quien habla y comenta que nosotros llevamos muchos años en la oposición, etc., pero hay toda una serie de acciones acumuladas por los veteranos de la oposición que no pueden dejar de reconocerse. Con independencia de que algunos andemos por la tercera edad, otros hayamos pasado a edades más avanzadas, somos personas que continuamos en la lucha, en el trabajo. Bueno, me refiero a los que seguimos luchando y trabajando. Esto de decir, "se necesita gente joven", "un mejor pensamiento", en fin, 'gente para afuera', me refuerza en el concepto de que la oposición no debe ser "para afuera". La oposición debe ser para adentro, debe estar dentro de la Isla, en la postura que aglutine y convoque al pueblo. Que sea la punta del iceberg que ayude al pueblo a conocer la realidad del mundo y la realidad sobre lo vivido en los últimos años. Hoy andamos por la cuarta generación desde que tomó el poder el régimen militar y hay personas dentro de Cuba que ignoran totalmente lo que ha pasado. Incluso personas dentro de la oposición que no pueden reflejar los hechos de la democracia porque no la conocieron en ningún momento y no tienen idea de cómo formar un partido democrático. Desgraciadamente, esto es así, pero te repito que lo más importante es el respeto. Cuando existe respeto, no importa que haya diversidad de criterios.
JG: Pero entonces, ¿qué puede hacerse en un paisaje tan complicado?
MBRC: En su momento quedarán descartados aquellos colocados por el gobierno para su servicio. También los que no están interesados en la política sino en largarse del país y que utilizan la oposición como trampolín para saltar fuera del país. Esto, aunque duele mucho decirlo, es una realidad. Así, mientras están en la oposición trabajan, hacen alguna que otra actividad, salen a la calle, son detenidos, pero ciertamente su objetivo final no es la libertad de Cuba. Su objetivo final es su libertad personal en los Estados Unidos. Habrá que descontar a toda esta gente y entonces quedará un grupo más reducido de personas que durante muchos años se ha ganado el respeto del pueblo y ha pasado por toda una serie de problemas y no vayamos a pensar exclusivamente prisiones, por toda una serie de problemas y avatares que indiscutiblemente hay que respetar y habrá que considerar.
JG: Para concluir y llegar a un punto de reflexión o de inflexión, ¿será posible articular un interlocutor válido para negociar con el régimen militar en estos momentos, cuya validación no sea puesta en entredicho por el régimen?
MBRC: Una sola persona, imposible o improbable. Quien primero se opondría a esto sería el propio régimen. Ellos quisieran que quienes ya tienen preparados para esto fueran sus interlocutores, sin embargo, hay otros que no tienen que ver en lo absoluto con el régimen y que tienen méritos suficientes para ser contados en este grupo. Este grupo podría articularse a partir de la posición negociada por ambas partes. Debe ceder el gobierno y debe ceder la oposición. El gobierno deberá ceder para que los opositores verdaderos entren en esta negociación. Los verdaderos opositores, que conocen muy bien a quienes el gobierno infiltró, deben ceder y permitir que estos se integren al proceso negociador. Indiscutiblemente, hay que ser muy inteligentes, para impedir que el gobierno gane esta última partida.
JG: Muchas gracias, Marta

Lunes, 21 de enero de 2013.  Escrito por: Martha Beatriz Roque

Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) Lo novedoso en la verbosidad de todos los que hablan en nombre del régimen es la actualización del modelo económico. Pero, cabría preguntar: ¿qué modelo económico es ese que nadie conoció alguna vez? ¿Dónde se pueden encontrar los principios del sistema que permitan tener una visión de las líneas que lo componen?
Lo único bien definido para todos es que bajo este régimen totalitario, nadie puede ser rico. Aunque se permitan pequeños propietarios, el Estado todopoderoso es el dueño absoluto de todos los bienes del país.
El Consejo de Ministros se reúne periódicamente y da una versión en la prensa de los aspectos que analizó, todos vinculados con los lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Sin embargo -si no fuera tan doloroso para el pueblo cubano, que sufre diariamente por la ineficiencia del sistema- hay manifestaciones en la prensa que mueven a risa.
El presidente y número uno en todo, Raúl Castro, destacó en una de estas reuniones, el pasado 21 de diciembre: "Todo lo que hagamos para eliminar trabas y ataduras a las fuerzas productivas resulta vital... Tener en cuenta los errores cometidos, nos permitirá no volver a incurrir en ellos".
Pero, ¿qué son las fuerzas productivas? Primero hay que decir que es un concepto central en el marxismo y en contradicción con la concepción histórica tradicional que situaba en primer lugar los hechos de los personajes ilustres, el marxismo hace hincapié en la vida material de las sociedades. O sea, que el primer hecho histórico es la producción por los grupos humanos de su propia existencia social, para lo cual se emplea cierto número de medios materiales. A esos elementos asigna el marxismo el nombre de fuerzas productivas. Tales son las herramientas y todas las fuerzas motrices utilizadas por el hombre (aire, agua, electricidad, energía atómica, etcétera). Pero hay que incluir también entre ellas todos los procedimientos laborales, el agrupamiento de los obreros, la división del trabajo y su racionalización, entre otros.
Dentro de la concepción marxista, las fuerzas productivas están necesariamente en conexión con un tipo determinado de relaciones entre los hombres en la producción. El escaso desarrollo de las fuerzas productivas y la concentración de los medios de producción en manos del Estado, han traído como consecuencias la obstaculización del desarrollo económico del país, acompañado todo ello de unas caóticas relaciones de producción y de la mano de una "monoestructura" política e ideológica.
Entonces, ¿cómo eliminar las trabas y ataduras a las fuerzas productivas, si son precisamente las que mantienen el sistema? Además, los errores que se cometen tratando de transferir al mundo la idea de "cambio", son siempre los mismos, basados en los frenos que se ponen a todo tipo de libertad, ya sea social, política o económica.
Cualquier entidad económica que pertenezca al Estado está llena de potencialidades, aunque se haya destruido en parte, como ha sucedido con la industria azucarera. Pero, flexibilizar los objetos sociales, no es algo que se haga sin perder el control total sobre cualquier empresa. Aunque con palabras se diga que las actividades secundarias será el director quien decide sobre ellas, porque en ningún caso podrá ejercer su autoridad de modo contrario a la legislación vigente, lo que implica que esta llamada flexibilización no eliminará los controles centralizados para la comercialización de determinados productos y la prestación de algunos servicios.
Esto se traduce en años de prisión para aquellos directivos que se permitan el lujo de violar lo establecido para vivir algunos años bien, junto con su familia.
El sistema empresarial no alcanzará la independencia y por consiguiente no habrá ningún desarrollo de las fuerzas productivas; todo seguirá igual: El Estado no consintiendo y los trabajadores no haciendo, porque no se lo permiten.

| Por Martha Beatriz Roque Cabello

LA HABANA, Cuba, enero, www.cubanet.org -La televisión cubana emite promociones relativas a las conductas sociales y su enseñanza a los niños. En ellas interviene la popular artista Aurora Basnuevo, quien hace el papel de una abuela que da buenos ejemplos a sus nietos, mientras que los padres se comportan de forma negativa ante los muchachos, haciendo quedar mal a la abuela. Al final de la promoción, Aurora siempre termina diciendo: “¿Y entonces cómo quedo yo?”
Muchos televidentes tal vez se pregunten por qué los padres de esos muchachos tienen una conducta tan inadecuada. La respuesta sería muy sencilla: porque es lo que aprendieron ellos, y es además la conducta que sus mayores les permitieron adoptar.
Esto mismo es aplicable al anuncio realizado recientemente por el Ministerio de Salud Pública, sobre la implementación –el próximo 30 de enero- de medidas organizativas para hacer más eficientes los servicios de salud, basadas en la puesta en vigor de la Indicación No.16. Todo lo que se quiere solucionar ahora con esta “iniciativa”, ha sido objeto de críticas durante años por parte de la población y de la oposición interna.
Anunció el doctor Reinol García –uno de los directivos del organismo- que en correspondencia con las transformaciones que vive la sociedad cubana actual, la Indicación no impone medidas restrictivas, pero sí organizativas. De ello puede interpretarse que el régimen ha dado orientaciones a sus ministerios para que dejen de reprimir a la población, como lo han venido haciendo hasta ahora.
Añade Reinol García que estas medidas son indispensables para ofrecer una atención con calidad a quienes asistan a los servicios de salud, y para evitar la propagación de enfermedades. Más claro no se podría reconocer que la atención de los hospitales y policlínicos está en crisis.
Entre las nuevas acciones que se tomarán, anuncia el cambio de horario en las visitas. El argumento para ello es que en cualquier horario del día hay una gran afluencia de personas en los hospitales, que además de afectar aspectos técnicos, incide en el aumento de los riesgos desde el punto de vista epidemiológico, ya que estas personas pueden adquirir enfermedades o transmitírselas a los pacientes allí ingresados, que se encuentran deprimidos inmunológicamente.
Otro aspecto que se quiere mejorar es la sobre explotación de los sistemas ingenieros en las instituciones hospitalarias, entre los que mencionan las instalaciones hidrosanitarias, como parte del confort de los hospitales. Habría que invitar a este funcionario a inspeccionar los baños sin higiene de los hospitales, donde los pacientes ambulatorios deben ir a tomar las muestras para los análisis de orina.
Según las nuevas medidas, dentro de los hospitales y policlínicos, acompañantes y familiares de los enfermos tendrán que poner “especial atención” en el cumplimiento de las normas. Por ejemplo, no se debe fumar, por lo que deberán existir letreros de advertencia, que incluya al personal médico y paramédico. Tampoco se puede ingerir bebidas alcohólicas, lo que implica un reconocimiento a lo que está sucediendo en estos momentos, de forma general.
Otra limitación es la de no hacer ruidos. En épocas pasadas, la zona de hospitales tenía prohibido el uso del claxon de los autos que por allí pasaban, y se trataba de alejar las paradas de ómnibus, cosa que no sucede hoy. No se respeta el área exterior de los hospitales y la policía no hace que se observe esta necesidad.
Y lo mejor lo dejan para el final: no se puede andar vestido con camisetas, blusas y shorts cortos y chancletas. Ciertamente, hay que ver la forma en que llegan a los hospitales algunos pacientes y sus acompañantes. Pero qué podrá exigir un régimen que no le paga salario a sus trabajadores como para que tengan ropa y zapatos adecuados.
Y todavía hay más, plantean que los agentes del orden serán exigentes con los vendedores ambulantes que entran a los hospitales, e incluso a las salas de los ingresados, ofreciendo alimentos, canastillas, celulares y otras mercancías.
Esta es una práctica que se ha permitido durante decenios. Y no está mal que la prohíban. Lo que para hacerlo, primero debieran dar buena comida en las instalaciones, y no solo a los enfermos, también a los médicos y al personal paramédico. Igualmente deberían aumentar las ofertas en las ventas de ropas para los bebés recién nacidos, ya que las posibilidades que brindan por la cartilla de racionamiento son pocas y de muy mala calidad. Si las personas no tienen lo que necesitan, lo seguirán comprando donde se lo vendan al precio más asequible.
Claro que después de analizar todas las circunstancias que inciden negativamente sobre la aplicación de estas nuevas medidas, el portavoz del ministerio, el Director de Atención Médica del MINSAP, tendría que preguntarse: ¿Y entonces cómo quedo yo?

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz